Lengua

Inicio Libros, Literatura La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne

La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne

Publicado por A. Cerra

Si alguien quiere inocularle a un niño el veneno de viajar basta con proponerle la lectura de esta obra de La vuelta al mundo en 80 días escrita por Julio Verne. Una obra que al igual que todas las novelas de aventuras de este escritor francés también harán que nazca la pasión por leer. Y es que muchos niños del todo el mundo, los primeros libros que se han leído han sido los de Verne, y en muchos casos en ediciones ilustradas, ya que sus relatos tan imaginativos son un magnífico motivo de inspiración para los dibujantes.

El hecho es que Julio Verne publicó esta obra en 1872 y lo hizo primeramente por entregas, para posteriormente ser editada de forma íntegra, algo que era bastante habitual en la época. Era una forma de valorar la aceptación del público, pero estaba claro que en una trama como esta, el éxito estaba garantizado. Pero, ¿qué nos cuenta La vuelta al mundo en 80 días?

Básicamente es el viaje del caballero típicamente británico Phileas Fogg y de su sirviente francés Jean Passepartout alrededor del planeta. Un viaje que es fruto de una apuesta, algo tan habitual entre la sociedad inglesas. Y es que toda la novela está plagada de tipismos sobre el carácter británico. E incluso el recorrido que se hace alrededor del globo se desarrolla casi estrictamente en territorios de habla inglesa.

El recorrido atraviesa Europa, Asia y América, todo por el hemisferio norte, y aprovechando todos los medios de transporte que había disponibles desde mediados del siglo XIX. Es decir, viajan en carros, trenes o en barcos, pero también globos, trineos o elefantes. Y es que todo el relato es una aventura continua por los paisajes más variados y en el que conocen a personajes de lo más variopinto.

No ha de extrañar por ello que la novela haya inspirado cómics, dibujos animados o varias películas, y siempre han tenido mucho éxito. Y es que la trama no tiene respiro en ningún momento, engancha desde el primer instante al lector, y no solo a los niños, también a los más adultos.

Si bien es cierto que si este relato se lee a cierta edad y con unos cuantos viajes ya hechos, se puede apreciar la infinidad de tópicos que incluye el autor y como se manifiesta la visión colonial del mundo que se tenía en la Europa de aquella época. No obstante, por esa razón hay cuestiones que no se deben juzgar como lector del siglo XXI, cuando al vuelta al mundo se puede dar en unas cuantas horas.

En fin que la lectura de esta obra de Julio Verne siempre es recomendable si se quiere pasar un rato divertido y leer una novela de aventuras de excelente calidad literaria.

Categorías: Libros, Literatura