Lengua

Inicio Libros, Literatura Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos

Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos

Publicado por Aroa Plaza

tiempo

Hoy iniciamos el estudio de la obra Tiempo de silencio, escrita por Luis Martín Santos en el año 1962, que continuaremos en el siguiente artículo, dada la importancia de la obra ya que supuso una renovación de las técnicas narrativas en los años 60.

Tiempo de silencio se publica en un clima literario en el que el realismo social era el tipo de novela imperantes, así que supuso un una sonada irrupción en el mundo literario del momento, pasando de ese realismo social a un tipo de novela en la que se experimenta con el lenguaje y el realismo adquiere un tono crítico. En la novela de Martín Santos el objeto de la crítica es la burguesía, esta se ve ridiculizada a través de la ironía y la parodia. Se pierde la linealidad y se funden temas científicos con aspectos literarios e ideológicos. De este modo, la publicación de la novela supone un antes y un después en el género narrativo.

Tiempo de silencio se desarrolla en el Madrid del año 1949, donde Pedro, un joven médico, se dedica a la investigación, actividad que le conduce a un barrio de chabolas en el que se relaciona con el personaje de el Muecas, quien le suministra las ratas que usa en sus investigaciones. Pedro acude a una pensión de la ciudad, allí tres mujeres (abuela, madre e hija) urden un plan para casar a la hija, Dorita, con el médico. La historia se complica con el fallecimiento de la hija de el Muecas a causa de un aborto clandestino que Pedro trata de remediar sin éxito. La muerte de la muchacha trae a Pedro problemas con la justicia y la pérdida de Dorita, con quien pensaba casarse. Viéndose en tal situación, el protagonista decide retirarse al campo, donde ejercerá como médico y vivirá una vida mediocre y monótona.

El pesimismo que inunda la novela nos hace recordar al Pío Baroja de El árbol de la ciencia, y es que ambas obras comparten bastantes aspectos. Otros escritores que vienen a nuestra mente al leer Tiempo de silencio son los existencialistas franceses, Sartre y Camus, Kafka y James Joyce.

En cuanto al tema de la novela, podríamos decir que existen dos: uno superficial y otro profundo. El tema superficial sería la desigualdad, la escasa apertura mental y la mediocridad vivida en esos años de dictadura. El tema profundo, el que verdaderamente supuso una revolución en la novela, es el intento, inútil y, en ocasiones perjudicial, que hicieron los intelectuales y la burguesía para cambiar la lamentable situación en la que se hallaba inmersa aquella sociedad.

Respecto a los ambientes que aparecen en la novela podemos establecer cuatro núcleos: la alta burguesía vacía, superflua y sin ninguna utilidad; la clase media, en la que se encuentra el protagonista, formada por funcionarios, intelectuales y profesionales de distintas ramas; la clase media baja, que vive en mudo sin posibilidades y carente de esperanza; y, los marginados, quienes se dedican a la delincuencia y la prostitución.

No dejes de leer el próximo artículo, en él finalizaremos el estudio de esta obra.

Un comentario para “Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos”