Lengua

Inicio Lingüística Gesticular

Gesticular

Publicado por Lourdes

gesticulacionLa acción de gesticular con las manos y el cuerpo y escenificar con ellos un gran porcentaje de lo que estamos diciendo es, según han averiguado unas científicas de la Universidad de Chicago y de Indiana, una parte instintiva de los seres humanos relacionada directamente con el lenguaje, es decir, que tiene el objetivo de ayudar a que la comunicación con nuestros semejantes sea más efectiva.

Estas científicas llegaron a esta conclusión analizando todo tipo de individuos de diferentes características y la pieza clave que les hizo pensar de esta forma fue que las personas ciegas de nacimiento, que nunca habían tenido contacto visual con un semejante que pudiese imitar también gesticulan incluso cuando su interlocutor era también un invidente. Con este ejemplo se evidenció que el hecho de gesticular no se aprende ni se adquiere con la experiencia, sino que es algo instintivo que el ser humano contempla desde el momento en el que nace.

Sí es cierto que existe un grado de gesticulación, es decir, que no todos lo hacemos de la misma manera, ya que los hay que son bastantes discretos a la hora de hacerlo pero en contraposición a ellos, existen personas que, literalmente, no podrían ser capaces de mantener una conversación si les sujetáramos las manos.

En relación al grado de gesticulación que una persona tiene al hablar existen muchas curiosidades.

Por un lado, si atendemos al país en el que estamos, se puede considerar que una persona que gesticula mucho tiene una tremenda falta de educación e incluso una marca de agresividad si el individuo con el que estás hablando es de Inglaterra y se ha criado con las normas que allí se siguen. Sin embargo, cualquier persona de origen latino, en rasgos generales, utiliza mucho su cuerpo y sus manos para expresarse y hacerse entender y, creédme, no por eso tenemos sed de violencia o falta de educación.

Por otro lado, también se suele comentar que el hecho de gesticular excesivamente cuando hablas puede denotar que detrás de esa persona hay una gran inseguridad y necesidad de captar la atención de su interlocutor y de ahí que utilice otros medios a parte del habla para que sea entendida y escuchada. Es por esto, que si vas a una academia donde te preparan para enfrentarte a una temida entrevista del trabajo, uno de los primeros consejos que te darán será que no gesticules excesivamente pues será un aspecto que sin darte cuenta puede hacerte perder ese trabajo que tanto deseabas.

Por último, existe otro estudio realizado por unos psicólogos de la universidad de Chicago, que llegaron a la conclusión de que el hecho de gesticular mucho afecta directamente a pensar eficazmente de manera que, estas personas no resolverán de la misma manera un problema frente a otras que gesticulen menos porque las primeras estarán utilizando parte de su cerebro para su lenguaje gestual, mientras que las segundas, utilizarán su mente al completo para realizar la tarea que se les ha encomendado.