Lengua

Inicio Literatura Amadís de Gaula

Amadís de Gaula

Publicado por Aroa Plaza

emma_rios_ricardo_gomez_amadis_de_gaula

Hoy, en nuestro blog, nos disponemos a hablar de una obra que inició la escritura de la novela de caballerías, nos referimos al Amadís de Gaula.

Probablemente, el Amadís fuera creado en el siglo XIV. Este libro, cuya versión original está formada por tres libros, fue reimprimido más de una treintena de veces y sirvió de punto de partida para la creación de un buen número de novelas que serían fundamentales en la literatura de Europa del siglo XIV.

Su año de publicación fue el 1508 y estuvo a cargo de Garci Rodríguez de Montalvo, quien añadió un cuarto libro y corrigió y modificó el resto de la obra para conseguir un libro bien estructurado y coherente y dotarlo de un estilo arcaizante.

La obra nos cuenta cómo fruto del amor entre el rey Perión de Gaula y Helisenda, hija del rey de la «pequeña Bretaña», nace un hijo que es arrojado por la madre al río, es es Amadís. El niño es encontrado por un Gandales, un caballero de Escocia, que lo acogerá y educará como si fuese su propio hijo. Amadís, bajo las enseñanzas de Gandales, se convertirá en un grandioso caballero y se enamorará de Oriana, hija del rey de Gran Bretaña. Esta historia de amor perfecto, que tras muchos azares culmina en el matrimonio, ocupa gran parte de la obra.

Se trata de una obra en la que intervienen un amplio número de personajes y suceden múltiples aventuras en las que lo maravilloso y fantástico juega un papel importante.

Su construcción muestra una gran coherencia y aunque su ritmo es lento y las batallas sean a veces semejantes el libro no se hace monótono. Y es que además el público de aquel momento gustaba de esos pasajes en los que se producían los combates y disfrutaba de la incertidumbre que generaban acerca del destino del caballero.

La profundidad psicológica no es uno de los puntos fuertes de la obra, pero este aspecto se suple, en parte, con la consistente caracterización que se hace de los personajes. Esto lo vemos, por ejemplo, en la caracterización del propio Amadís y su hermano Galaor, donde se ve a Amadís como el perfecto caballero en sus amores con Oriana y a Galaor como un hombre despreocupado y desinhibido, como un seductor que colecciona amantes. De este modo, el autor consigue que cuando el lector compare a ambos hermanos, Amadís sea considerado superior a Galaor y la figura del caballero sea, de esta manera, ensalzada. El contraste de personajes con caracteres opuestos es una constante en el libro.

El texto transmitido por Rodríguez de Montalvo en el siglo XVI captó la atención del lector y entre los años 1508 y 1587 se realizaron alrededor de treinta ediciones. Un quinto libro, titulado Las sergas de Esplandián y también escrito por Montalvo, continúa la historia del Amadís a través de la aventuras vividas por su hijo Esplandián. La obra también alcanzó un notable éxito, llegando a realizarse unas diez ediciones antes del año 1588.

Páez de Ribera escribe un sexto libro, llamado Florisando, pero este solo contaría con una reimpresión. Finalmente, Feliciano de Silva escribe un séptimo libro, Lisuarte de Grecia, y también será el autor de los libros nueve, diez y once. El libro doce, de 1546, cerrará la serie.