Lengua

Inicio Literatura Antonio Gala

Antonio Gala

Publicado por Lourdes

Antonio_Gala_(1989)Antonio Gala nació en Ciudad Real en el año 1930 y es un autor que permanece al margen del realismo literario que abundaba en la literatura de España en el siglo XX.

La obra de Antonio Gala es tan completa, variada y excelente que se podría definir con miles de calificativos más como: la ternura, el humor y la dulzura en el trato de los personajes femeninos; ironía en su manera de expresar lo que pasa que, en ocasiones, da la sensación de que él mismo no se crea nada de lo que está hablando y unos personajes protagonistas que luchan de manera incesante por no acabar fracasando y acaban convirtiéndose en héroes o heroínas con el objetivo de alcanzar el «paraíso perdido».

En el año 1963 consiguió el Premio Nacional de Teatro con su obra titulada «Los verdes campos del Edén». Después compuso otro grupo de obras dramáticas llamadas «Noviembre y un poco de hierba», del año 1967 y «Los buenos días perdidos», del 1972.

Aunque si tuviéramos que destacar una obra perteneciente al género dramático compuesta por el autor Antonio Gala, del resto sería, sin duda, la titulada «Anillos para una dama», del 1973. La temática de ésta gira en torno a la decepción que su protagonista, Doña Jimena, sufre después de haberse desposado más bien con una figura pública, el Cid campeador, en lugar de con un hombre que la quisiera y deseara, sobre todas las cosas, pasar tiempo con ella y amarla. Pero, a pesar de todo ello, doña Jimena está obligada a cumplir el papel que, como toda mujer de la Edad Media, debía seguir, el de la mujer de un héroe nacional, fiel, sumisa y respetuosa.

La obra «Anillos para una dama», batió récords en taquilla y siempre que se repone en algún teatro consigue el éxito esperado.

La bibliografía que Antonio Gala utilizó para documentarse sobre la personalidad e historia de doña Jimena, fue la correspondiente a la biografía que la autora María Teresa León elaboró de esta figura pública.

Pero Antonio Gala no sólo se inclinó por temas de índole histórica en su obra teatral más emblemática, sino que esa inclinación también se plasmó en otras de sus obras como las tituladas: «Las cítaras colgadas de los árboles», publicada en el año 1980 y «El cementerio de los pájaros», del 1982.

En los siguientes años siguió con sus obras teatrales con obras como: «Séneca o el beneficio de la duda», del 1987 y el musical «Carmen, Carmen», del 1988.

Pero Antonio Gala no fue tan sólo un autor de obras dramáticas, sino que también cosechó éxitos en otras parcelas de la literatura como fueron: la novela con «El manuscrito carmesí», del 1990, «La pasión turca», del 1993, «Más allá del jardín», del 1995, «La regla de tres», del 1996, «Las afueras de Dios», del 1999, «El imposible olvido», del 2001, «El pedestal de las estatuas», del 2007 y «Los papeles de agua», del 2007; la lírica, «Enemigo íntimo», del 1959, «11 sonetos de La Zubia», del 1981, «27 sonetos de La Zubia», del 1987, «Poemas cordobeses», del 1994, «Testamento andaluz», del 1994, «Poemas de amor», del 1997 y «El poema de Tobías desangelado»,del 2005 y la columna.