Lengua

Inicio Literatura, Poesía Caligramas de Guillaume Apollinaire

Caligramas de Guillaume Apollinaire

Publicado por A. Cerra

Caligrama de Apollinaire

El poeta y crítico de arte Guillaume Apollinaire es la figura más emblemática de lo que se considera un artista vanguardista a comienzos del pasado siglo XX. Un tipo que desarrolló su propia obra, pero que sobre todo estuvo siempre rodeado de otros artistas a los que inspiraba, protegía y defendía.

Apollinaire (1880 – 1918) es francés, pero en realidad nació en Roma, si bien su padre natural, un aristócrata italiano que pronto renegó de él, su hermano y su madre. Así que se fueron a Mónaco y Niza, donde pasó su infancia y se educó como un auténtico francés.

Pero en cuanto pudo se fue a París donde comenzó a ganarse la vida como periodista y fundador de alguna revista. Así que pronto se empezó a rodear de los artistas del momento, entre ellos los pintores como Pablo Picasso.

Al tiempo que los apoyaba con sus críticas en prensa, él también fue creando sus propias poesías, novelas y ensayos. Y entre todo ese maremágnum de creatividad y también mucha vida bohemia, surgieron sus famosos Caligramas.

No es que él inventara nada. Los caligramas existían desde hace siglos. Son una especie de poemas o de frases que no se escriben en el sentido tradicional, es decir, en un formato horizontal y de izquierda a derecha. En el caligrama la forma de escribirlo tiene mucho que ver con el contenido, creando una forma alusiva. Al fin y al cabo, caligrama se puede traducir como “figura bonita”, así que se trata de una escritura en la que texto e imagen tratan de coincidir.

Si en sus inicios, los primeros poemas de Apollinaire se podían relacionar con el Simbolismo. Lo cierto es que los Caligramas de algún modo fueron su aportación al arte de las vanguardias que tanto había defendido en sus escritos especialmente el Cubismo.

Otro caligrama de Apollinaire

Y aunque el concepto del caligrama viniera de antiguo, incluso se hicieron en la Edad Media, la verdad es que las creaciones de Apollinaire fueron una auténtica innovación. De alguna forma él hizo poesía visual antes de que nadie la hiciera.

No obstante, su capacidad para la innovación no sé quedo en eso. También fue un avanzado en experimentar con la idea de la escritura automática. Eso le servía para romper las estructuras lógicas de la poesía y que aflorara el subconsciente. Algo que años después hicieron habitualmente los escritores de la literatura surrealista. Una vanguardia cuyo nombre por cierto usó Apollinaire antes que nadie.

Fue una lástima que Apollinaire falleciera tan joven, tras ser herido en la Primera Guerra Mundial y sufrir luego una epidemia de gripe. Un talento tan revolucionario e inquieto como el suyo, no sabemos que otros caminos de vanguardia y experimentación podía haber abierto.

Categorías: Literatura, Poesía