Lengua

Inicio Literatura El rey Lear

El rey Lear

Publicado por Lourdes

ReyLear03En el artículo de hoy podrás leer el resumen de la obra titulada «El rey Lear» del autor William Shakespeare publicada en los años 1608, 1619, 1623 y 1655.

En esta tragedia se llevan dos tramas paralelas relacionadas con el rey Lear y sus tres hijas, Goneril, Regan y Cordelia, por un lado; y del conde Gloucester y sus dos hijos, Edmond y Edgar, por otro.

El rey Lear era un viejo autoritario y adinerado que un día decidió repartir su fortuna entre sus tres hijas pero en función de cuánto lo querían. De este modo, fue directamente a cada una de ellas preguntándoles cuánto lo amaban. Las dos primeras hijas, Goneril y Regan no pararon de adularlo y de proclamar a los cuatro vientos su profundo amor y cariño. Sin embargo, cuando llegó el turno de Cordelia, ésta fue más sencilla y modesta y le respondió que lo quería como una hija tiene que querer a un padre. El rey ante esta respuesta se sintió gravemente ofendido hasta tal punto que decidió no darle nada de su herencia a ésta y repartir todos sus bienes entre sus otras dos hijas, Goneril y Regan con la condición de que cada mes fuera cuidado por cada una de éstas además de poseer a cien caballeros para su protección.

Sin embargo, cuando le tocó el primer mes con Goneril, fue maltratado y se marchó a la casa de su otra hija, Regan, buscando el cariño que no obtuvo de la primera. Pero cuál fue su sorpresa, que cuando llegó allí, el trato fue incluso peor y lo abandonaron en el bosque durante una noche de tempestad.

Después de vagar en penosas condiciones, consiguió encontrar cobijo en una choza. Allí compartió refugio junto a su fiel escudero, el duque de Kent y un muchacho que se hacía pasar por un vagabundo llamado Tom, pero que en realidad era, Edgar, el hijo del Conde de Gloster. Y es que, al parecer, Edgar había sido amenazado por su hermanastro, Edmond y por miedo a que lo matara, se hizo pasar por otra persona.

Por su parte, el Conde de Gloster, que era el dueño de la casa de Regan, la hija del rey Lear, como no estuvo de acuerdo con la manera en la que expulsaron a éste, decidió ayudarlo como pudo, pero cometiendo el error de contárselo a su hijo Edmond, pues confiaba en él y creía a su otro hijo, Edgar, muerto.

Pues bien, Edmond les contó el plan de su padre a Regan y su esposo y por esta razón, éstos lo secuestraron, lo interrogaron, lo torturaron arrancándole incluso los dos ojos para ser finalmente abandonado en el campo a su suerte. Después de todo esto, el conde de Gloster comprendió, por fin, lo que en realidad había ocurrido con sus hijos: que Edgar estaba vivo y que Edmond lo había traicionado.

————–
En el artículo de mañana podrás leer el resto del resumen de esta obra de William Shakespeare, «El rey Lear», no te lo pierdas.

Un comentario para “El rey Lear”