Lengua

Inicio Literatura Hernando del Pulgar

Hernando del Pulgar

Publicado por Aroa Plaza

imageshpSe cree que Hernando de Pulgar nació en Toledo, pues es hijo de un escribano de esta ciudad, hacia el año 1420 o 1430.

Fue un hombre que tuvo su lugar en la política del siglo XV, ya que fue cronista de Enrique IV y posteriormente de los Reyes Católicos; además, ejerció de secretario de los últimos e intervino de forma activa en las reformas políticas y administrativas.

Es Hernando de Pulgar un escritor importante en la historiografía de la España del siglo XV. Además de sus crónicas, escribió una serie de biografías de los hombres más destacables del momento que recogió bajo el título Claros varones de Castilla. Pero la obra que le hace brillar sobre el resto es la titulada Letras, una obra de tipo epistolar que trata diversas materias en diferentes tonos. Las cartas recogidas en ellas están destinadas en unas ocasiones a personajes conocidos y, en otras, a interlocutores encubiertos. Además de la variedad que ofrece, esta obra es valiosa por ser una de las primeras manifestaciones pertenecientes al género epistolar en estar escrita en lengua romance. En este libro, Hernando de pulgar se adentra de lleno en los problemas del país y revela una clara conciencia de la igualdad entre todos los hombres.

Defensor de la justicia y con una actitud en cierto modo antiaristocrática, Hernando del Pulgar manifiesta en alguno de sus escritos que el hombre no puede elegir el linaje o la clase social en la que nace, pero sí que es dueño de sus actos y del camino que toma en su vida, y, por lo tanto, puede elegir. Esta idea tuvo su importancia en el reinado de los Reyes católicos, en el que se gozaba de cierta movilidad y era posible promocionarse en aquella sociedad. En el texto del que venimos hablado, Hernando del Pulgar pretende dejar claro cuál es su estilo; por ejemplo, un rasgo que lo caracteriza y que proporciona un nuevo tono a los escritos es el empleo de la burla irónica hacia algunos escritores clásicos, especialmente hacia Cicerón. En la primera carta que aparece en Letras, el escritor lanza reproches hacia Cicerón por no exponer claramente en sus composiciones los sinsabores de la senectud.

Del Pulgar se marca el objetivo de transmitir en sus escritos la vida del hombre de forma realista y, para ello, emplea la primera persona del singular y se presenta como testigo de lo contado; aunque no vemos aún una verdadera obra de carácter autobiográfico. Lo que sí llama la atención durante la lectura de Letras es la ternura y calidez humana que el autor transmite; un ejemplo de ello es el pasaje en el que Hernando del Pulgar se dirige a su hija de la que tiene que separarse puesto que esta ha entrado en un convento. Se ha dicho que las Letras de Hernando del Pulgar suponen el inicio del Renacimiento en Castilla.

El escritor es consciente de que se dirige a un público que acoge con gusto sus experiencias personales y se convierte en un escritor que muestra su individualidad personal sin caer en lo bufonesco, o al menos en un primer momento.