Lengua

Inicio Literatura La visión romántica del mundo

La visión romántica del mundo

Publicado por Aroa Plaza


Hoy, en La Guía 2000, ponemos nuestra mirada sobre esa concepción tan especial del mundo que tenían los autores del Romanticismo. Esta visión puede ser condensada en los siguientes apartados:

1. El romántico siente la vida como un problema que no puede ser resuelto, ya que es algo frágil y fugaz, que tiene una fecha de caducidad. Existe en el interior de estos autores una conciencia de desgracia permanente que les lleva a obsesionarse con el tema de la muerte, que se convierte en el agente capaz de liberar del sufrimiento que la vida produce. Por ello, muchos de los autores que desarrollaron su obra dentro de este movimiento acabaron quitándose la vida de forma voluntaria, nos encontramos con el suicidio como vía de escape al dolor.

romanticismo europeo

2. El romántico vivirá permanentemente enfrentado al mundo que lo rodea. Esta constante disconformidad llevará a este tipo de autor a buscar, de un modo extremo, la libertad y la felicidad que no pueden encontrase en la vida diaria y de ahí surgirá un sentimiento de insatisfacción constante, que se verá reflejado en los temas que aparecen en los textos de estos escritores, como por ejemplo, la evasión de la realidad, la rebeldía ante el mundo, el desencanto, etc.

3. El hombre de esta época se repliega en sí mismo, se aísla, dándole, así, una especial importancia al “yo”, que se siente solo y desbordado por toda clase de pasiones y sentimientos. Las palabras brotan desde lo más hondo de su interior creando textos en los que la subjetividad lo invade todo.

4. Como ya hemos apuntado antes, la libertad será uno de los grandes temas del Romanticismo. Estos autores se convierten en auténticos abanderados de todo tipo de libertad, tanto en los aspectos relacionados con la vida cotidiana como en el desarrollo de cualquier manifestación artística las normas y reglas han de romperse. Frente a esta necesidad de libertad, el romántico muestra signos de contradicción en su creencia en el destino, algo que resta libertad al hombre, y que de algún modo lo conducirá nuevamente hacia el sentimiento de insatisfacción al no verse cumplido ese destino con el que el romántico se obsesiona.

5. La naturaleza es otro de los aspectos que posee gran importancia en cualquier creación artística del Romanticismo. Esta aparecerá representada según el estado de ánimo que tenga el artista en el momento de la elaboración, mostrándose unas veces lúgubre, otras melancólica, etc. Se repetirán con frecuencia, en conexión con esa atracción hacia la muerte y la libertad, la naturaleza dormida y oscura de la noche, los lugares tétricos y fúnebres, como por ejemplo los cementerios; así como los paisajes agrestes.

6. El elemento popular está presente en la obra del romántico, ya que lo peculiar de cada nación llama su atención. Estos artistas defienden la tradición y las costumbres propias de cada pueblo como manifestación de su originalidad e individualidad frente al resto de los países.

7. Por último, añadiremos lo sobrenatural como otro ingrediente que conforma la visión que el romántico por excelencia tiene del mundo. Todo aquello que escapa a la razón despertará interés en él, tal vez debido al sentimiento de desencanto con el racionalismo del siglo anterior.

Categorías: Literatura