Lengua

Inicio Literatura Poesía de la experiencia (II)

Poesía de la experiencia (II)

Publicado por Lourdes

gil biedmaEn el artículo de ayer hablamos de la poesía de la experiencia y sus principales características. Si no pudiste leerlo, no te preocupes, pues puedes acceder a él directamente presionando el enlace directo que te proporcionamos a continuación.

Poesía de la experiencia

Pues bien, hoy continuaremos con sus autores más importantes. No pierdas detalle.

José Ángel Valente

José Ángel Valente nació en Orense en el año 1929 y murió en Ginebra en el año 2000. Este poeta se caracteriza por tener unos rasgos existenciales y sociales. Conforme fueron pasado los años, evolucionará hacia una literatura intelectual cada vez más hermética. Sus obras más destacables fueron las tituladas: “Punto cero”, del 1972, “Interior con figuras”, del 1976 y “Al Dios del lugar”, publicada en el año 1989.

Francisco Brines

Francisco Brines nació el Oliva, Valencia, en el 1932. Este autor es un claro ejemplo de lo que fue la transición de una poesía de crítica social a una poesía de experiencia personal. Su estilo se distinguía por tener unas pinceladas de pesimismo con respecto a su insatisfacción vital. Utilizó como cimientos las obras de los autores Azorín y Luis Cernuda. Sus obras más importantes fueron las tituladas: “Palabras la oscuridad”, del año 1966, “Insistencia en Luzbel” del 1977 y, por último, su “Poesía”, elaborada desde el año 1960 hasta el 1981, recogiendo todas los poemas más importantes de su obra literaria y publicada en el año 1984.

Félix Grande

Félix Grande nació en Mérida en el año 1937 y murió en Madrid en el año 2014. También fue un claro ejemplo de evolución pues pasó de una poesía intimista a denunciar las agresiones e injusticias que la sociedad realizaba con respecto a los más desfavorecidos. Dos de sus libros poéticos más excelentes fueron los titulados “Las piedras”, del 1964 y “Biografía”, del 1971. Otra obra destacable fue la titulada “Las rubáiyatas de Horacio Martín”, que trataba la libertad y el amor con tonos eróticos. Por último, merece la pena destacar su obra titulada “Memoria del flamenco”, del año 1979, utilizando una prosa apasionada y tratando todos los aspectos del cante.

Pero, sin duda, si hay un autor que destaque sobre los demás dentro de la promoción de los 60 de la poesía de la experiencia española, fue Jaime Gil de Biedma nacido en el 1929 y fallecido en el 1990. Todo ello se reforzó más cuando se unió a Claudio Rodríguez generando las mejores poesías de experiencia y conocimiento de esta época.

Por último, destacaremos algunos poetas andaluces como fue José Manuel Caballero Bonald, nacido en Jerez de la Frontera en el año 1926. Abordó sus obras vacilando entre el subjetivismo y la poesía social. Sus obras más representativas fueron las tituladas “Vivir para contarlo”, de año 1969 y “Descrédito del héroe”, del 1977.

Por otro lado existío otro autor llamado Carlos Murciano, nacido en el año 1931 en Arcos de la Frontera, Cádiz, quien se encargó de tratar diferentes temas de una manera muy clásica.

Finalmente, también fue relevante el autor Antonio Murciano, nacido en Arcos, en el año 1929, quien fue un poeta popular influido por el cante flamenco.