Lengua

Inicio Literatura ¿Qué es la novela?

¿Qué es la novela?

Publicado por Aroa Plaza

Montana-libros-Asombrario_EDIIMA20130830_0014_14

De todos los géneros existentes en la literatura el narrativo es el que goza de mayor salud en nuestros días. Además, dentro de él es la novela el tipo de narración que triunfa entre los lectores del siglo XXI. Por ello, hoy dedicamos este artículo a responder la siguiente pregunta: ¿qué es la novela?

El término novela procede de la palabra italiana novella que da nombre a composiciones de ficción cuya extensión se encuentra a medio camino entre el cuento y la narración de carácter extenso. En el Siglo de Oro español el término novela designaba exactamente a esas composiciones y como ejemplo tenemos las Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes. Como todos sabemos, actualmente este término ya no denomina a ese tipo de relato, sino que lo empleamos para hablar de narraciones extensas opuestas al cuento y a la novela corta. Estos cambios suceden porque la lengua y la literatura son elementos vivo y dinámicos que varían a lo largo del tiempo y es por esta razón, también, por la que nunca encontraremos bien definidos los límites de la novela y el resto de los géneros. En cada momento literario la novela se ha entendido de distintas maneras; pero, aún así, podemos citar una serie de elementos que nos sirven para distinguir qué es novela y qué no. Veamos:

1. La ficción: La acción que desarrolla se crea elementalmente en un mundo de ficción, en el que la realidad y lo imaginado se funden en uno solo. A la hora de escribir una novela, el escritor parte de sus vivencias personales, de su visión de las cosas y su forma de entender el mundo, a todo esto le añadirá además lo imaginado por su mente: mundos inventados, personajes extraños, paisajes llamativos, situaciones delirantes, etc.

2. La verosimilitud: La novela siempre busca ser verosímil para el lector para que de este modo pueda identificarse con lo que allí sucede. Para entender claramente el concepto de verosimilitud en la novela hemos de tener en cuenta que lo que resulta verosímil en una novela no tiene porque serlo en la realidad. De este modo, el lector al enfrentarse a la ficción de una novela ha de mostrarse predispuesto a adentrarse en cualquier mundo y comprender que lo que allí se narra resulta creíble en ese universo que le escritor ha creado. Por su parte, el escritor debe configurar un mundo ficticio coherente para que el lector pueda implicarse en este aspecto.

3. El carácter multiforme: este elemento nos habla de la cantidad de cosas que se aúnan en la novela. Por ejemplo: los diferentes estilos que pueden emplearse en su composición, la multitud de intenciones con las que puede escribirse una novela, las distintas formas narrativas que esta puede adoptar o la posibilidad de incluir dentro del propio relato distintos subgéneros.

4. La extensión: En la novela normalmente se muestran mundos complejos que necesitan un ritmo lento para explotados en su totalidad, la trama suele ser complicada y aparecen diálogos, descripciones más o menos extensas y personajes detalladamente caracterizados. Por esto, aunque su extensión es variable, suele ser más bien amplia.