Lengua

Inicio Literatura Ramiro de Maeztu

Ramiro de Maeztu

Publicado por Lourdes

BIOGRAFÍA DE RAMIRO DE MAEZTU
Ramiro de Maeztu nació en Vitoria en el año 1874 y murió en Madrid en el 1936. Su padre era de origen cubano, mientras que su padre era inglés. Maeztu emigró a Cuba en el 1891 y allí se dedicó a estudiar las obras de autores como el dramaturgo de Noruega Ibsen o al teorista anárquico Kropotkin.
En el año 1894, volvió a España, concretamente a Madrid, donde comenzó su carrera como escritor manifestando las mismas ideas rebeldes que tenían Azorín y Pío Baroja.

Maeztu

Esta rebeldía empezó a calmarse a partir del año 1901 tomando sus ideas una dirección mucho menos radical que antes. Sin embargo, sigue utilizando sus palabras para atacar a los movimientos políticos como la anarquía, la cual, según el propio Ramiro de Maeztu, era la razón de todos los problemas que existían en el país, pues ésta provocaba la actitud rebelde y las huelgas en la sociedad. Donde realmente veía futuro y soluciones este autor era en seguir el ejemplo de Europa.

Pero los cambios radicales de opinión de Maeztu no terminaron aquí, sino que tuvo otra etapa en la que volvió a cambiar de manera totalmente opuesta sus ideales. Y es que alrededor del año 1919, la mentalidad del autor se posicionaba, en esta ocasión, a favor de España y del buen trabajo que había realizado siguiendo, según él, fielmente los valores del Humanismo. Además se convirtió al catolicismo y a la hispanidad, gracias a lo cual fue nombrado embajador en Buenos Aires.

Murió asesinado en la guerra civil.

OBRA DE RAMIRO DE MAEZTU
«Hacia otra España» en 1899, presagia bajo la influencia de Karl Marx, que el pueblo obrero va a triunfar. Se compone de una serie de artículos que ya había escrito en años anteriores.

«La crisis del humanismo» en 1920, explica que la línea que la nación debería seguir para mejorar tendría que estar cerca de Europa y los avances en el campo de la ciencia.

– La obra «Don Quijote, Don Juan y La Celestina» en 1926, define el camino que el país debería seguir para conseguir la tan ansiada reconstrucción.

«Defensa de la hispanidad» en 1934, como su propio nombre indica, se encarga de defender la hispanidad y para ello la define como un «humanismo que afirma la igualdad esencial de los hombres».

Ramiro de Maeztu se decanta como un admirador del trabajo que España estaba realizando en tierras americanas al igual, que el catolicismo, pues éste sirvió de herramienta de unión entre los diferentes pueblos latinos. La explicación de estos grandes avances vienen justificados, según el autor, por la expulsión de los jesuitas durante el reinado de Carlos III, por un lado, y la influencia del movimiento de la Ilustración, la Revolución francesa y el liberalismo, por otra.

Durante la posguerra franquista, Maeztu fue uno de los escritores más seguidos y admirados. Utilizó sus obras más bien con fines políticos que literarios y es el único autor de su época que no se caracterizó por su escepticismo.

Categorías: Literatura