Lengua

Inicio Literatura Walter Scott

Walter Scott

Publicado por Pablo

Hijo de un abogado de Edimburgo, Walter Scott estudió en la universidad de esa misma ciudad, en la que después ejerció como abogado durante casi quince años. Una parálisis infantil le dejó cojo y le obligó a hacer una larga rehabilitación, durante la cual se nutrió de las historias de tradición oral que le iban contando sus parientes.

En estos años de formación, se inició en el mundo literario traduciendo dramas románticos alemanes. Se enamoró en esta época, apasionadamente, de una muchacha que prefirió casarse con un próspero banquero. Y esta traumática experiencia le marcó durante toda su vida, y quedó reflejada en algunas de sus muchas novelas. Scott, tratando desesperadamente de olvidar a su amada, contrajo matrimonio con otra mujer menos de un año después de su ruptura, y ello le ayudó a recuperarse.

Walter Scott

En los últimos años de su vida, se vio obligado a trabajar a un ritmo frenético para hacer frente a las numerosas demandas de sus acreedores, que no le perdonaron nunca ni un céntimo de las muchas deudas que había ido contrayendo. Y es que Walter Scott, si por algo se caracterizó –además, huelga decirlo, de por su genialidad como escritor- fue por llevar una vida que siempre estuvo muy por encima de sus –a veces limitadas- posibilidades. Fue un romántico en todos sus sentidos.

Sin perjuicio de hacer iniciado su carrera literaria en el ámbito de la poesía, Scott no tardó en darse cuenta de que su verdadero talento se manifestaba en su faceta de novelista. Sus primeras novelas, que pasaron a conocerse como “novelas de Waverley”, las escribió de forma anónima a comienzos de siglo, y esperó para reconocer su autoría hasta el año 1827. En cualquier caso, las novelas que iban a otorgarle más éxito fueron las que situaron la acción en el contexto de la Edad Media, y sobre todas ellas, destaca Ivanhoe.

Este personaje medieval vive un idilio con lady Rowena, descendiente del rey Alfredo. Sin embargo, para ella ya hay planes de boda, planes que, como es lógico, responden a intereses políticos. Las circunstancias llevan a Ivanhoe a tomar parte en la cruzada de la mano del rey Ricardo Corazón de León, cuya ausencia es aprovechada por su hermano Juan para apoderarse del trono. Después de muchas peripecias, Ivanhoe y Rowena ven cumplidos sus deseos y se casan.

La novela tuvo un éxito colosal, y puso de moda en la época las novelas históricas. Scott también trató temas históricos escoceses, mucho más cercanos en el tiempo, en novelas como Antigua moralidad o El corazón de los Midlothians.

Categorías: Literatura

Un comentario para “Walter Scott”