Lengua

Inicio Ortografía Los signos de puntuación

Los signos de puntuación

Publicado por Julian

Los signos de puntuación no sólo sirven para hacer emoticons en el chat, también sirven para organizar textos ;-)

Los signos de puntuación están presentes en la escritura occidental.

En un texto, es fundamental transmitir una idea con claridad. Para ello, debemos utilizar los signos de puntuación, que nos ayudarán a organizar las oraciones, párrafos, y el texto en general, además de, por ejemplo, descartar ambigüedades. Nos indican pausas, jerarquías y énfasis.

Los signos de puntuación

Cabe resaltar que las reglas de puntuación no siempre son seguidas al pie de la letra, ya que existen estilos de escritura que prefieren puntuar de una manera distinta. Sin embargo, existen recomendaciones y reglas generales que sí debemos tener en cuenta siempre a la hora de sentarnos a escribir.

La coma:

Simboliza una pausa breve. Se utiliza para:

– Separar los miembros en una enumeración, salvo los que vengan precedidos por alguna de las conjunciones “y”, “e”, “o”, “u”, “ni”.

– Separar ideas distintas que se encuentran en una misma oración.

– Indicar un hiperbatón, es decir, una alteración del orden acostumbrado en los componentes de una oración.

– Separar un vocativo (que es cuando se identifica al receptor) del resto de la oración.

– Separar complementos explicativos de un nombre.

– Separar una aclaración o explicación dentro de la oración.

– Indicar la omisión de un verbo.

– Separar las expresiones que anuncian explicaciones, como “sin embargo”, “es decir”,” por consiguiente”,”entonces”, etc.

El punto:

Indica el final de una oración, actuando como separador. Hay cuatro tipos diferenciables:

– Punto y seguido: Tiene como función separar las oraciones contenidas en un mismo párrafo. Cada oración presentará una idea nueva, pero siempre manteniendo el tema principal que el párrafo quiere comunicar.

– Punto y aparte: Se encarga de separar párrafos. Deberemos utilizarlo cuando queramos presentar una nueva idea, distinta a la que venimos planteando.

– Punto final: Tiene como finalidad señalar el fin del texto.

– Punto de abreviatura: Este caso es totalmente distinto a los anteriores. Sirve para anunciar la abreviación de una palabra. Por ejemplo: Sres., Flia., etc. La palabra que sigue a esta clase de punto no lleva mayúscula.

El punto y coma:

Se sitúa entre el punto y la coma, siendo una pausa mayor que la coma, y menor que el punto. Ponemos punto y coma para:

– Separar series de elementos que ya están separados por comas.

– Para indicar hecho-consecuencia. El punto y coma va entremedio.

– Para separar oraciones sobre el mismo tema.

– Para empalmar oraciones relacionadas por una conjunción de tipo adversativa (“pero”, “sin embargo”, etc.).

Los dos puntos:

Tienen como función principal enfatizar lo que viene luego de ellos, llamando la atención del lector y con una pausa similar a la del punto. Se utiliza:

– Antes de una enumeración.

– Cuando se cita textualmente.

– Cuando se confirmará, se resumirá o se sacará una conclusión de lo que se ha dicho en la misma oración.

– Luego del encabezamiento en una carta.

Los puntos suspensivos:

Gráficamente 3 puntos en seguidilla, simbolizan una pausa larga, que señalan que un concepto no se ha desarrollado por completo. Ocasiones donde se utiliza:

– Intencionalmente se deja sin completar una frase para que el lector la termine. No es una interpretación del lector, hay una sola posibilidad para rellenar los puntos suspensivos.

– Con la finalidad de que el lector interprete como le parezca lo que el emisor quiere decir, o lo que piensa al respecto de lo que se dice.

– Reemplazando a “etcétera”, en las enumeraciones.

– Para añadir intriga en una oración.

– Para anunciar, en una cita textual, que algo fue omitido. Los puntos suspensivos van entre paréntesis.

Los paréntesis:

Son usados para explicar algún concepto utilizado en la oración. Los casos en que se aplican son:

– Cuando se desea aclarar algo que no tiene demasiada relación con el tema principal que se quiere comunicar.

– Para agregar un dato sobre lo que se habla (fecha, sigla, lugar, etc.)

– Como ya se dijo en los puntos suspensivos, estos se combinan con los paréntesis para indicar en una cita textual que algo fue omitido.

– Para traducir al idioma hablante una palabra o frase de lengua extranjera.

– Para aclarar en letras un número, o viceversa.

Los corchetes:

Tienen una función similar a los paréntesis, pero su uso es menos común. Se utilizan:

– Cuando es necesaria una aclaración, pero ya nos encontramos escribiendo entre paréntesis.

– Cuando el editor de un texto quiere agregar una aclaración o comentario.

– Como con los paréntesis, cuando en una cita textual se omite un fragmento. Se escriben puntos suspensivos entre corchetes.

El guión:

El guión tiene como principal función separar. Los casos concretos son:

– Para separar sílabas de una palabra a final de renglón cuando no hay espacio suficiente para ingresar la palabra entera.

– Para separar palabras compuestas cuando los componentes no forman una unidad.

– Para indicar períodos de tiempo (por ejemplo, 1990-2007).

La raya:

La raya es un guión, pero más largo (—). Se utiliza:

– En lugar del paréntesis, para intercalar una oración aclaratoria, dentro de una oración. Este uso se hace cada vez más común, quitándole de a poco esta función al paréntesis.

– En los diálogos, para anunciar los cambios de quienes dialogan.

Las comillas:

Gráficamente, pueden ser representadas de dos maneras: las más utilizadas son “ ” y las españolas (o angulares) son « ». Su utilización es indistinto, diferenciándose los siguientes casos:

– Para indicar citas textuales o refranes.

– Para indicar sarcasmo, es decir, lo que se dice no debe tomarse al pie de la letra.

– Para indicar títulos de obras.

– Cuando escribimos palabras de una lengua extranjera.

– Cuando escribimos una palabra incorrectamente adrede.

Los signos de exclamación o admiración:

Son utilizados, como dice su nombre, para exclamar, mostrar sorpresa, énfasis y en las interjecciones. Aparecen cuando se quieren demostrar sentimientos fuertes.

Los signos de interrogación:

Enmarcan una pregunta o duda.

La diéresis:

También llamada crema, es un signo que debe agregarse en la letra “u” cuando queremos que se pronuncie. Este caso se da en las sílabas “gue” y “gui”.

La Barra:

Se utiliza para:

– Señalar el cambio de verso en los textos poéticos reproducidos en línea seguida.

– Indicar, entre dos palabras, que cualquiera de las dos opciones puede ser correcta.

El Apóstrofo:

El apóstrofo (‘), casi en desuso en nuestra lengua, se utilizaba generalmente en poesía para indicar la omisión de una vocal.

El signo de párrafo:

El signo de párrafo (§) es utilizado para denunciar divisiones internas dentro de capítulos. Se lo ingresa al lado de un número, para una búsqueda fácil.

El Asterisco:

El asterisco se utiliza:

– Como llamada a una nota explicatoria, que generalmente se encuentra a pie de página.

– Como las comillas, también tiene como función indicar que una palabra está mal escrita. Para lograr esto, se antepone el asterisco a la palabra en cuestión.

Las llaves:

Estos signos son utilizados generalmente en cuadros sinópticos y distintos esquemas con el fin de agrupar opciones.

Categorías: Ortografía

66 comentarios para “Los signos de puntuación”