Lengua

Inicio Sintaxis ¿Cómo se analizan los nexos?

¿Cómo se analizan los nexos?

Publicado por Aroa Plaza


El artículo de hoy está dedicado a la sintaxis y más concretamente al análisis sintáctico de los nexos que introducen oraciones compuestas. A lo largo del tiempo, hemos incluido en nuestro blog de lengua y literatura, La Guía 2000, un gran número de artículos relacionado con una parte tan importante de esta disciplina como es la sintaxis; sin embargo, nunca hemos dedicado un artículo en el que se hable en exclusividad del análisis de los nexos, que en muchas ocasiones presenta dificultades. Por ello, en este espacio expondremos cuáles son los nexos que realizan una función sintáctica y cómo descubrir cuál de ellas desempeña en una oración concreta.

Sintaxis3

Como ya sabes, no todos los nexos que empleamos para unir proposiciones en una oración compuesta realizan una función sintáctica. Por ejemplo, al estudiar las oraciones compuestas coordinadas observábamos los distintos tipos de coordinadas existentes y sus nexos, los cuales solamente cumplían la función de unir las distintas proposiciones. Cuando repasamos las subordinadas adverbiales, vimos que ocurría lo mismo, el nexo introducía la subordinada adverbial pero no realizaba ninguna función sintáctica. Dicho esto, os preguntaréis cuáles son los nexos que, además de servir de enlace, realizan funciones sintácticas tales como la de sujeto, complemento directo, indirecto, circunstancial, atributo, etc. A continuación nos disponemos, pues a despejar las dudas que plantea esta pregunta: ¿Cómo se analizan los nexos?

1. En el caso de que nos hallemos ante un pronombre interrogativo que funciona como nexo en una subordinada sustantiva, lo que haremos será dar una respuesta a esa pregunta indirecta que introduce el pronombre interrogativo y, posteriormente, analizaremos sintácticamente la repuesta en ese contexto oracional. Veámoslo con un ejemplo:

Si nos enfrentamos al análisis sintáctico de una oración como: “No sé qué voy a comer hoy”. Podemos sustituir el pronombre interrogativo o, lo que es lo mismo, contestar a la pregunta indirecta que nos formula, por ejemplo, del siguiente modo: “Voy a comer pollo”. Una vez realizado este paso tendremos que descubrir la función que realiza el sintagma “pollo”, que en este caso es la de complemento directo. Y por consiguiente, ese “qué” realizará la misma función y será el complemento directo de la oración subordinada sustantiva.

2. Si el nexo que encontramos en la oración compuesta que tenemos que analizar es un pronombre relativo, que introduce una subordinada adjetiva con un antecedente expreso, tendremos que sustituir el pronombre relativo por el antecedente y observar cuál es la función que este realiza en ese contexto oracional. Pongamos un ejemplo:

En la oración “El chico que no ha venido está enfermo”, el nexo que introduce la subordinada adjetiva es el pronombre relativo “que” y su antecedente, el sintagma al que se refiere el pronombre, es “el chico”. Una vez que conocemos estos datos, simplemente tenemos que sustituir el pronombre por el antecedente y ver qué función sintáctica realiza en la proposición subordinada. Así, obtenemos la oración “El chico no ha venido”, donde “el chico” desempeña la función de sujeto, y esto nos indica que el pronombre relativo “que” es el sujeto de la subordinada adjetiva.

3. Cuando el nexo objeto de análisis es un pronombre relativo que introduce una subordinada adjetiva sin antecedente, o sea, una subordinada adjetiva sustantivada, emplearemos las pruebas qué conocemos para averiguar la función sintáctica que cumple el resto de sintagmas. Aclaremos estas palabras con un ejemplo:

Ante una oración como “Cuéntaselo a quien se lo crea”, tendremos que efectuar las mismas pruebas que realizaríamos si se tratara de otro sintagma cualquiera. En este caso, “quien” realiza la función de sujeto de la subordinada adjetiva sustantivada y lo sabemos porque si aplicamos la prueba que empleamos para descubrir el sujeto de una oración, es decir, cambiar el número del verbo y observar qué sintagma cambia obligatoriamente también, pues el sujeto concuerda en número y persona con el verbo, forzosamente “quien” se transforma en “quienes”: “Cuéntaselo a quienes se lo crean”. Lo mismo ocurrirá con el resto de funciones sintácticas.

Categorías: Sintaxis