Lengua

Inicio Adjetivos, Figuras literarias Los recursos estilísticos por cambio de orden

Los recursos estilísticos por cambio de orden

Publicado por A. Cerra

Ya hemos hablado en post anteriores de los recursos estilísticos basados en la adicción de palabras o en la supresión de las mismas. Pues bien, ahora ha llegado el momento de repasar aquellos que funcionan con cambios en el orden de las palabras, unos cambios aparentemente muy sencillos pero que pueden suponer sustanciosas transformaciones para una frase.

Es decir, estos recursos de estilo a la hora de redactar no acarrean que varíe la longitud de nuestros textos, pero en cambio pueden ser muy eficaces para dejar más clara la transmisión de las ideas que planteamos. Y es que con ellos podemos poner el acento en aspectos de nuestro relato que de otra forma podrían diluirse y no obtener tanto protagonismo.

Repasemos estos recursos estilísticos por cambio de orden.

La inversión. Lo más habitual a la hora de relatar un episodio es seguir un discurso cronológico, del principio al final. Sin embargo, el recurso de la inversión puede hacer que comencemos por el fin y vayamos retrocediendo en el tiempo. De esta forma damos a conocer el resultado de los acontecimientos desde un primer momento, valorándolos de otra forma que si los expusiéramos como una conclusión.

Los paréntesis. Con los paréntesis no nos referimos al signo ortográfico, si no a frases que incorporamos en nuestro discurso y que funcionan como anexos del mismo, pero que las relacionamos bien a las claras con algún elemento. Cortando así un relato para introducir alguna reflexión, ciertos datos o comparaciones que nos ayudan a relativizar lo dicho.

La colocación de adjetivos. Este recurso nos permite ver cómo variar la posición de una palabra puede ser un cambio sustancial. Ya que no es lo mismo usar epítetos o adjetivos antepuestos, que calificativos o postpuestos, al adquirir distintas connotaciones la frase o diferente grados de calificación. Ved la diferencia:

¿Qué diferencia véis? En el primer caso se puede entender que Carmen es una cocinera excepcional y siempre hace guisos buenísimos, mientras que en el segundo solo nos gustan los platos que le salen bien, porque no siempre hace el guiso en su punto.

Hipérbaton visual

El hipérbaton. No obstante, si hablamos del recurso estilístico y literario que por antonomasia representa el cambio de orden en las palabras, ese es el hipérbaton. Un recurso que consiste en alterar el orden sintáctico de nuestras frases. Un recurso de orden literario que puede complicar los textos, y que de no saber hacer un bueno uso de él, los puede convertir en algo ilegible. Por ello, solo los grandes maestros de la literatura le han sacado su máximo partido.

Un ejemplo pueden ser los famosos versos de las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer:

Si bien al poeta barroco Luis de Góngora lo podemos considerar el gran maestro del hipérbaton con versos como estos:

Categorías: Adjetivos, Figuras literarias