Lengua

Inicio Gramática, Lingüística Lengua flexiva

Lengua flexiva

Publicado por Lourdes

Spanish_speakers_in_the_Americas_(orthographic_projection).svgUn idioma flexivo es aquel que dispone de mecanismos morfológicos a partir de los cuales una palabra o clase de palabras concreta admite de modo estructurado y sistemático diferentes variantes en la forma de articular diferentes accidentes gramaticales.

La flexión es, por lo tanto, un procedimiento lingüístico predominantemente morfológico a la vez que arcaico. Y es que la lengua de la que proceden muchas lenguas que existen hoy en día como el castellano, el italiano o el alemán; el indoeuropeo, fue la primera que introdujo en su metodología el mecanismo de la flexión. Por otro lado, la parte flexiva de cada una de las lenguas tiene una aplicación relativa ya que en algunos casos la flexión se hace completa o en otros de manera intermedia, todo dependiendo de las modificaciones formales que sea capaz de admitir cada una.

El latín, por ejemplo, tiene una serie de clases de palabras que permiten una modificación concreta en su modo de agregar una información morfológica específica, sintáctica o semántica. Se trata del nombre, el adjetivo, el pronombre y el verbo.

Este idioma utiliza para estas categorías gramaticales, teniendo en cuenta los conocimientos previos de la lengua indoeuropea de la que procede, una serie de procedimientos de variación cuyo nombre es el de “flexión” que funciona a través de unos paradigmas concretos que se corresponden con cada una de las palabras en relación a la función que realicen.

Del mismo modo, esta flexión ya más consolidada en la lengua latina influyó en una gran medida en las lenguas romances que surgieron de ella, aunque hay que tener en cuenta que éstas se diferencian de éstas en muchos aspectos, pero sobre todo en uno muy importante: el caso. La flexión latina se caracteriza por, además de los aspectos morfológicos que hoy en día conocemos por los idiomas que utilizamos diariamente para comunicarnos, por “el caso” que es un tipo de flexión que se utiliza para diferenciar la función sintáctica que cada palabra cumple dentro de una oración. Lo que ocurrió con el caso es que la evolución de la lengua latina y la erosión y desuso de éste (lo que ya empezó a ocurrir en el latín tardío) llevó a que las declinaciones conocidas como tal empezaran a desaparecer y en su lugar aparecieron nuevos procedimientos que son los que utilizamos hoy en día, para suplir las funciones que las declinaciones cumplían como por ejemplo el uso de las preposiciones, los conectores para unir oraciones, un orden concreto de las palabras, el contexto, entre otras.

Los procedimientos de flexión que utilizamos en la lengua castellana son dos: la flexión nominal y la verbal.

Se distingue la flexión de la derivación en que la primera añade información gramatical y el segunda aporta, además de esto, datos de significado.

La flexión nominal consiste en añadir al lexema, también llamado raíz, una serie de mrofemas que son de carácter gramatical como el género o el numero.

Ej. Gat-o Gato-s Gat-a Gat-a-s

La flexión verbal se realiza añadiendo desinencias al lexema o raíz. Éstas indican tiempo, modo, aspecto, voz, número y persona.

Ej. Cant-á-ba-mos