Lengua

Inicio Gramática, Pronombres Pronombres indefinidos

Pronombres indefinidos

Publicado por Pablo

pronombres-indefinidosLos pronombres indefinidos son una un tipo de pronombre particular que puede funcionar con valor de adjetivo, de pronombre o de adverbio. Se trata de una tipología extremadamente versátil con la que el hablante puede expresar cantidad, cualidad, diversidad, igualdad, distribución, y un largo etcétera de elementos. 

 
A continuación detallamos una lista con los pronombres indefinidos de uso más común:

algo

mucho

alguien

nada

alguno (algún)

nadie

bastante

ninguno (ningún)

cada

otro

cada uno

poco

cualquiera

propio

demás

demasiado

tal

diferente

todo

igual

uno

mismo
 
Naturalmente, a esta lista habría que añadir sus correspondientes versiones femeninas y plurales, en los casos en los que las/los haya. A continuación vamos a repasar brevemente las similitudes y diferencias entre todos ellos.
 
El pronombre “algo” es neutro (es decir, no tiene variación genérica masculino/femenino), y se usa únicamente en frases afirmativas para expresar una cantidad indeterminada (ejemplo: ha sobrado algo de comida).
  
El pronombre “alguien” se usa únicamente para referirse a personas, y nunca a animales o cosas. Además, es siempre masculino y singular (ejemplo: ¿hay alguien ahí?). En cambio, los pronombres “alguno” y “algún” se usan para hacer referencia tanto a personas como a cosas indeterminadas. Cuando va delante de un sustantivo masculino se utiliza la forma “algún”, y cuando no, “alguno” (ejemplo: habrá sido alguno de tus amigos).

“Bastante” expresa cantidades, y ha de concordar en número con el sustantivo (ejemplo: bastante actividad; bastantes actividades). También puede expresar modo (ejemplo: lo hizo bastante bien). “Demasiado” también expresa cantidad, pero concuerda tanto en número (ejemplo: demasiado calor; demasiados problemas) como en género (demasiada actividad).
 
“Cada” se utiliza para expresar distribuciones, como cuando decimos “una solución para cada problema”. Es invariable y funciona igual que “cualquiera”, que expresa indiferencia, y que “demás”, que se utiliza para referirse a la diversidad (ejemplos: coge cualquiera de ellos; cogí todos los demás).

 
También expresa diversidad el pronombre “diferente”, pero no es invariable sino que ha de concordar en número con su acompañante, al igual que “otro”, que concuerda en género y en número.

“Igual” expresa semejanza y ha de concordar en número con su antecedente (ejemplo: no me extraña que se quieran tanto, ¡son iguales!).
 
“Mismo” se usa para hacer referencia a identidades entre elementos. Concuerda en género y número. “Mucho” funciona de la misma manera, pero expresa cantidades.

“Nada” es el pronombre opuesta a “algo” y a “todo”. Se utiliza para expresar una cantidad nula o inexistente. Es invariable. De la misma manera funciona “nadie” cuando la cantidad inexistente se refiere a personas. “Ninguno” se opone a “alguno”. Concuerda en género y número, aunque es muy extraño encontrar su forma plural. Se puede apocopar en su forma “ningún” al igual que su opuesto “algún”. También es coincidente en género y número en pronombre de cantidad o de modo “poco”. “Todo” funciona de la misma manera que “poco”.

“Propio” expresa énfasis, y también concuerda en género y número (¡sus propios profesores no lo saben!)

“Tal” se utiliza para expresar identidades (tal sujeto no es de fiar) y sólo varía en número, no en género.

“Uno” expresa al propio hablante, en un ejercicio de autoreferenciación (uno no espera tales sorpresas).