Lengua

Inicio Gramática, Pronombres Pronombres recíprocos

Pronombres recíprocos

Publicado por Pablo

pronreciprocos La definición de pronombre más común, extendida y repetida hasta la fecha es la siguiente: “Un pronombre es una palabra que sustituye a un nombre en una oración”. Sin duda, a ello ha contribuido que ésta fuera, y no otra, la definición “oficial” que los gramáticos han mantenido como válida hasta fechas muy recientes. Sin embargo, las últimas revisiones académicas han terminado por invalidarla y por desarrollar una nueva definición, más acorde con los nuevos paradigmas de la lingüística. Así, ahora se entienden el pronombre como “el núcleo sintagmático de un sintagma determinante”

En cualquier de los casos, algo no ha cambiado: la deíxis sigue siendo la particularidad más interesantes de los pronombres. Un pronombre, para poder hacerse presente en una oración y disponer de una función gramatical, requiere de algo más que la mayoría de las palabras. Los pronombres necesitan de un antecedente. Expliquémoslo mejor con un simple ejemplo: cuando nosotros utilizamos un sustantivo o un verbo, podemos hacerlo sin miedo, no nos importa lo que en la oración se haya dicho antes. Estas palabras tienen lo que en lengua se llama un referente fijo, es decir, disponen de un contenido semántico propio que las hace semántica y sintácticamente independientes.

Ese antecedente del que hablamos, el que se necesita para que los pronombres puedan desempeñar su función, puede aparecer explícitamente en la oración (en cuyo caso lo llamaremos antecedente sintáctico) o puede no hacerlo, sino estar en el conocimiento de los hablantes de otra manera (y en ese caso lo llamamos antecedente discursivo).

En cualquier caso, y como resulta natural en cuanto a las cuestiones lingüísticas, los pronombres conforma un grupo prolijo y diverso con bastantes diferencias internas. Hoy vamos a tratar un tipo de pronombre particular: el recíproco.

Un pronombre recíproco es aquél que expresa la relación refleja entre dos sujetos gramaticales. En otras palabras, lo que podemos expresar mediante un pronombre recíproco es que la acción verbal va de uno de los sujetos hacia el otro para después volver al original.

Los pronombres recíprocos son tres, tan sólo:

Nos, os, se

Es tan pequeño su número debido a que este tipo de pronombres, por su propia naturaleza, no pueden aparecer en forma singular, ya que requieren al menos un par de sujetos gramaticales. Por ejemplo:

Rocío y yo nos queremos mucho

¿Juan y tú os seguís viendo?

Al parecer, Berta y Pedro ya no se llevan tan bien