Lengua

Inicio Gramática Sujeto expreso

Sujeto expreso

Publicado por Pablo

sujetoexpreso Dentro de cualquier oración, el sujeto es el contenedor de la persona gramatical. En el sujeto es donde encontramos al protagonista de la misma definido y/o identificado, ya sea este protagonista una persona, un animal o una cosa. El sujeto, de tal manera, es el encargado de informarnos acerca de “quién” realiza la acción, “quién la causa” o “quién la padece”, pero siempre “quién”. Así pues, si tomamos como ejemplo una oración que dijese “Los turistas acuden a las playas en verano”, entonces el sujeto sería el encargado de responder a la siguiente pregunta: “¿quién acude a las playas en verano?”. Y en este caso, el sujeto -y la respuesta a esa pregunta- sería “los turistas”.

Para situar la cuestión y ofrecer más información, hemos de decir que la palabra “sujeto” es una derivación histórica de la palabra latina subiectus, palabra de la que también se ha derivado subjetivo y subjetividad, lo que nos da una idea de su relación con la persona y con el punto de vista.

Por supuesto, no existe un único tipo de sujeto, antes bien lo contrario. Por ejemplo, el sujeto puede estar compuesto por un único núcleo gramatical, en cuyo caso es conocido como sujeto simple. Pero también puede que esté formado por dos núcleos, y en ese caso se le identifica como sujeto compuesto. Por otra parte, el sujeto no es una parte obligatoria de la oración. Puede aparecer, en cuyo caso se le conoce como sujeto expreso, o puede no aparecer, bien porque se de por sentado y no sea necesaria su inclusión, como es el caso del sujeto tácito, o bien porque, simplemente, no exista, en cuyo caso estaremos ante lo que se conoce como una oración impersonal.

En esta ocasión, en La Guía de Lengua vamos a tratar uno de los sujetos que hemos citado en el párrafo anterior. En concreto, el llamado sujeto expreso, a veces conocido también como sujeto explícito. Bien, como su propio nombre indica, este tipo de sujeto se caracteriza por aparecer siempre en la oración, da igual que sea de forma simple (con un sólo núcleo) o de forma compuesta (con dos núcleos). En realidad, el sujeto expreso es el más común de los sujetos y el más utilizado tanto en la lengua oral como en la escrita.

Al igual que otros tipos de sujeto, el sujeto expreso está compuesto por un sintagma nominal que puede cambiar de posición. Aunque lo normal sea verlo aparecer en posición inicial en la oración, el mismo sujeto puede trasplantarse al final o una posición intermedia.