Lengua

Inicio Libros, Literatura El espía que surgió del frío de John Le Carré

El espía que surgió del frío de John Le Carré

Publicado por A. Cerra

Para muchos, este libro publicado por el escritor inglés John Le Carré en 1963 es el mejor relato de espías que se ha escrito nunca, y además suele aparecer entre los mejores libros de misterio de todos los tiempos.

Y no es de extrañar dado el dominio del autor de este tema, ya que antes de dedicarse de pleno a la literatura, trabajó como funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña. Y cumpliendo con este trabajo por ejemplo desarrolló varias misiones en la antigua República Federal de Alemania. Un espacio habitual para el espionaje en tiempos del Telón de Acero y La construcción del Muro de Berlín, que precisamente se levantó en 1961, el mismo año en que Le Carré decidió abandonar la carrera diplomática y convertirse en escritor volcando en sus relatos iniciales muchos de sus conocimientos.

Por eso no es raro que esta novela de El espía que surgió del frío se ambiente en los años de la Guerra Fría, la protagonice un agente británico y gran parte de la acción se desarrolle en Alemania.

A ese agente se le encarga una misión de contraespionaje en la República Democrática de Alemania. Pero resulta que ese encargo se complica enormemente. De hecho, una de las características de las tramas de Le Carré es su capacidad para mostrar toda la complejidad que rodeaba a ese tipo de misiones secretas. Una complejidad debido al contexto diplomático y político en el que se desarrollan.

Es cierto que en Inglaterra, ya había una importante tradición de novelas de espionaje, sobre todo gracias a las obras de Graham Green, autor de obras como Nuestro hombre en La Habana o El cónsul honorario. De hecho, de su antecesor Le Carre toma ciertos toques morales para su libro. Sin embargo, también es capaz de darle un tono muy resignado a la hora de hablarnos de los fallos de nuestro sistema, y sobre todo de la hipocresía del mismo. Es como una aceptación de un mundo imperfecto, sin héroes absolutos.

Y por otra parte tiene otra influencia muy importante, y es la novela negra norteamericana. De ella sobre todo toma unos diálogos de mucha fuerza y claves para el desarrollo de la trama. Una trama siempre en tensión y donde todo lo que se cuenta se hace de un modo y con un estilo muy realista.

En definitiva, John Le Carré en libros como este es capaz de divertirnos y atraparnos en una aventura, al mismo tiempo que nos cuenta muchas cosas sobre la época. Sin duda estupendas razones para que haya acabado por convertirse en un autor muy leído novela tras novela.

Categorías: Libros, Literatura