Lengua

Inicio Libros, Literatura Mirando hacia atrás con ira de John Osborne

Mirando hacia atrás con ira de John Osborne

Publicado por A. Cerra

La obra de teatro Mirando hacia atrás con ira del autor británico John Osborne (1929 – 1994) se estrenó en Londres en 1956, y con ello dio comienzo un nuevo periodo en las obras dramáticas inglesas, y en otras parcelas literarias y artísticas.

Aparentemente, la obra presentaba muchos de los elementos más tradicionales del teatro burgués que había establecido sobre todo George Bernard Shaw. Es decir era una obra escrita con un lenguaje comedido, en un ambiente tan burgués como una casa de una ciudad de provincias, con un estilo perfecto. Sin embargo, el trasfondo de la obra en la que nos habla de un triángulo amoroso se respira una atmósfera de rabia y frustración.

Algo con lo que se iba a identificar toda una generación que había vivido dos guerras y sus secuelas, y veían que nada había cambiado, con unas clases poderosas que seguían siendo las mismas. Y curiosamente la obra fue un detonante para que surgiera lo que vino en llamarse “los jóvenes airados”, del cual Osborne se convirtió en el máximo representante con unas obras posteriores cada vez con más carga de denuncia, y una curiosa mezcla de amor y de odio hacia su país. Si bien es verdad, que en su caso este tipo de trabajos los hizo durante unos diez años, ya que después escribió obras bastante comerciales y muy adaptadas ya al sistema.

Pero eso no le quita méritos a esta importante obra. Su primera representación sin duda contó con el favor del público más joven y socialmente inquieto. Si bien los críticos más destacados, en general intentaron destruirla, criticando su realismo en muchos diálogos e incluso desacreditando la simpleza del atrezzo de la representación. Sin embargo eso no logró impedir que pronto la obra fuera adaptada a los teatros de Broadway en Nueva York y de ahí pasó al cine, con una importante productora de Hollywood.

Y lo curioso es que toda la trama en gran parte está basada en la vida del propio autor. El cual vivió durante un tiempo hacinado con su esposa en un apartamento, en una relación bastante infeliz por parte de ambos. Tanto que su esposa le engañaba, mientras él aspiraba a hacerse con un espacio en el mundo del teatro. Sin olvidar otros episodios de su biografía también presentes en el drama como la muerte de su padre.

En definitiva, que es un texto que merece la pena ser leído. Tanto por su calidad literaria y teatral, por lo que representó para toda una generación de jóvenes en la segunda mitad del siglo XX. E incluso por la tendencia estilística que creó inspirando a otros autores como Arnold Wesker o John Arden.

Categorías: Libros, Literatura