Lengua

Inicio Libros, Literatura La colmena II

La colmena II

Publicado por Aroa Plaza

honey-bees-hive-15049360

En el artículo anterior iniciamos el estudio de la mejor novela creada por el escritor Camilo José Cela: La colmena (puedes consultarlo pinchando aquí). Hoy proseguimos esa labor revisando los siguientes aspectos:

3. Estructura.

Como indicamos ayer la novela está compuesta por seis capítulos coronados por un epílogo. Los cinco capítulos primeros ocupan cada uno de ellos alrededor de cincuenta páginas; mientras que el último y el epílogo cuentan con doce y catorce páginas. Normalmente, cada una de las secuencias que aparecen en los distintos capítulos son breves, pudiendo ocupar unas líneas o una página. Y es posible que las secuencias parezcan entremezcladas las unas con las otras y se produzcan de manera simultánea. La estructura de la obra es pues una estructura abierta donde no existe argumento ni desenlace, las historias quedan inconclusas provocando incertidumbre y el espacio y el tiempo son reducidos.

4. Protagonista colectivo.

El gran número de personajes pertenecientes a la sociedad madrileña conforman ese protagonista colectivo, aunque hay algunos que aparecen durante toda la obra y su desarrollo es mayor; como por ejemplo, los personajes de Doña Rosa y Martín Marco. La primera es la dueña del café La Delicia, su carácter es esperpéntico, pertenece a la clase de los triunfadores y es desagradable, cruel, sucia, avarienta e hipócrita. Martín Marcos es un joven que cuenta con algún tipo de formación, pero que vive en la miseria y se mantiene con la ayuda que su hermana, a escondidas de su marido, le proporciona. Es un hombre mezquino, miedoso y falto de energía. Otros personajes que aparecen en la novela son: Elvira, una mujer sentimental que hace lo que haga falta hacer para alimentarse; Victoria, cuyo novio padece tuberculosis y necesita medicinas que ella conseguirá si es necesario prostituyéndose; Filo, hermana de Martín Marcos, mujer sacrificada que vive junto a su trabajador marido. Doña Visi, una beata que cierra los ojos ante la realidad que la rodea, ya que Julia, su hija, se reúne con su novio en la casa de citas de Doña Celia, otro de los personajes, y allí encuentra a su padre, Don Roque; momento en el que ambos inventas sendas excusas.

Alrededor de estos personajes circulan todo tipo de seres: prestamistas prostitutas, alcahuetas, vividores, castañeras, gitanos, etc., que normalmente tienen una moral elástica y viven en un mundo de miseria.

El hecho de todos personajes se puedan englobar en un personaje colectivo hace que los ambientes que frecuentan sean extremadamente importantes.

5. Técnica.

La técnica empleada por Cela en esta novela resulta novedosa: se emplean diferentes perspectivas para narrar un mismo hecho. Aunque es cierto que existe cierta objetividad en las páginas de esta novela, también lo es que el autor aporta sus opiniones y juicios de valor acerca de la forma de actuar de sus personajes. Junto a la ironía y el humor, en algunas ocasiones encontramos ternura en las palabras de Cela, sobre todo cuando se trata de niños o persona que se encuentran totalmente perdidas y fracasadas. Además merece la pena recordar que los aspectos técnicos ya vistos como el uso del personaje colectivo o la presentación mezquina de la sociedad son de vital importancia en esta novela de posguerra.