Lengua

Inicio Libros, Literatura La feria de las vanidades de Thackeray

La feria de las vanidades de Thackeray

Publicado por A. Cerra

La obra maestra del escritor británico William Makepeace Thackeray (1811 – 1863) es La feria de las vanidades, escrita entre 1846 y 1848. Un relato cuya protagonista es Rebecca Sharp, la cual como ya nos indica por su apellido es una mujer muy astuta, algo que le sirve para ir creciendo socialmente.

Rebecca Sharp se trata de un personaje fascinante, y de enorme complejidad, solo a la altura de los grandes narradores. Es una chica lista, muy calculadora, no una simple pícara, pero su ambición le hace olvidarse a veces de los escrúpulos. Es muy fácil que los lectores sientan admiración por ella, independientemente de ciertas inmoralidades que comete si lo cree conveniente.

Es un personaje idóneo para que el autor nos describa a la perfección la sociedad de su tiempo. Y lo hace con precisión de cirujano, sin detenerse en exceso en lo accesorio, pero dando todas las claves necesarias para comprender esos ambientes y a todos y cada uno de los personajes que van a apareciendo.
Y entre esos personajes también llama la atención otra mujer, que de alguna forma viene a ser el contrapeso de la principal protagonista. Es Amelia. Y también es muy interesante el capitán Dobbin, que podemos considerar que es la generosidad en persona.

Es curioso comprobar cómo a veces utilizamos el adjetivo decimonónico para relacionar algo con excesivamente solemne, ampuloso o hasta pesado, ya que muchas obras del siglo XIX así fueron. Sin embargo, estamos ante una obra decimonónica por las fechas en que se escribió, pero que es fácilmente legible por los lectores actuales, y pese a su alto número de páginas el relato se llega a devorar.

Es una grandísima novela, en la que hay un poco de todo: crítica, novela rosa, humor e historia en el sentido de que es un acertado retrato de toda una época. Por ello, William Thackeray es uno de los grandes escritores decimonónicos en Inglaterra, si bien es cierto que de esa época y ese país parece que solo existiera el gran Charles Dickens y sus famosos clásicos como Oliver Twist o Cuento de Navidad.

No obstante, La feria de las vanidades, en muchas ocasiones los propios ingleses la han declarado su novela más querida, y desde luego ha tenido numerosas adaptaciones cinematográficas y teatrales. Sin olvidar, que una de las revistas internacionales más prestigiosas del mundo y cargada de actualidad emula con su título a esta obra del siglo XIX: Vanity Fair.

Categorías: Libros, Literatura