Lengua

Inicio Libros, Literatura Las aventuras de Tom Sawyer de Mark Twain

Las aventuras de Tom Sawyer de Mark Twain

Publicado por A. Cerra

El autor estadounidense Mark Twain cuenta con varias obras maestras. Pero quizás de todas ellas la más popular sea esta novela titulada Las aventuras de Tom Sawyer. Un relato de cariz infantil, ambientado en el sur de Estados Unidos del que era natal Twain.

De hecho el propio autor en el prefacio de la novela deja claro que se inspiró en acontecimientos y personajes que conoció en su infancia. Si bien no se puede decir que sea un texto autobiográfico, ya que también él mismo dijo que había mezclado hechos, recuerdos y características de diferentes personas para componer el libro.

El resultado es un retrato de un pequeño pueblo a orillas del Mississippi, donde Twain ubica las aventuras de Tom Sawyer y su fiel amigo Huck, quien posteriormente sería el protagonista de otro libro de Twain: Las aventuras de Huckleberry Finn.

Pero con la apariencia de un relato de aventuras y ocurrencias infantiles, en realidad asistimos a una comparación entre la visión del mundo que tiene un niño, donde todo tiene su lógica y su ingrediente divertido, mientras que el mundo de los adultos resulta confuso, complicado y hasta ilógico por momentos.

De alguna forma está rememorando su infancia, y pone ante sus ojos esos dos mundos, y de paso nos lo presenta a los lectores. Ya que esta obra es enormemente divertida cuando se lee en la juventud, y uno se siente identificado con el espíritu aventurero de los personajes, con su rebeldía, el toque de enamoramiento o la incomprensión que se recibe en muchas ocasiones por parte de los mayores.

Mientras que si se lee Las aventuras de Tom Sawyer con cierta edad, ya siendo adulto, es imposible no sonreír en más de una ocasión, además de rememorar uno su propios recuerdos infantiles, y acabar dando la razón en más de una ocasión a los niños del libro, por comportarse con mucha más lógica y corazón que los personajes adultos.

En definitiva que es una lectura imprescindible, y no solo por ser una de las obras maestras de la literatura norteamericana, y en general de la literatura del siglo XIX en todo el mundo. Además de eso es un libro de lo más inspirador y entretenido gracias al ritmo narrativo que le aplica Twain, el cual siempre escribe de una forma muy dinámica y aparentemente sencilla. Una obra que lo tiene de todo para leerla de un tirón: aventuras en islas y cuevas, un río mágico con el Mississippi, malos malísimos, romanticismo, lecciones de vida, y un final… que no vamos a desvelar aquí porque merece la pena descubrirse tras leerse todo el libro.

Categorías: Libros, Literatura