Lengua

Inicio Libros, Literatura León el Africano de Amin Maalouf

León el Africano de Amin Maalouf

Publicado por A. Cerra

De la ya larga trayectoria literaria de Amin Maalouf, escritor libanés afincado en Francia, quizás sea su segunda novela, León el Africano, sea su gran obra. Un relato que reúne muchas de las características del modo de concebir la escritura por parte de su autor.

Se trata de un tipo de novela histórica prolijamente documentada, algo habitual en el género. Pero en el caso de Maalouf, se puede ver que en muchas ocasiones acude a las fuentes originales, algo que quizás se debe a que el autor antes que escritor de ficción fue periodista.

Y por otra parte, otra de las características de su estilo es que se recrea en las ambientaciones y las descripciones de lugares y atmósferas. Es un estilo de claro origen oriental por su valor ornamental, a lo cual también ayuda que haga sus propios giros y expresiones que recuerdan el modo de expresarse de siglos atrás. Sin embargo, todo ello no es impedimento para que la lectura de sus textos sea ágil y rápida, plena de ritmo, sobre todo cuando se trata de episodios dialogados y de acción. Y a esta forma de escribir quizás también se le pueda hallar explicación nuevamente en la biografía de Maalouf, el cual dejó su Líbano natal ante el periodo bélico de los años 70, además de que antes había trabajado como corresponsal de guerra en lugares como Vietnam.

En definitiva, que León el Africano es una gran novela histórica. Pero, ¿qué nos cuenta? Pues evidentemente la vida de León el Africano, un personaje que existió realmente y cuya vida de novela inspiró la obra de Maalouf, la cual comienza del siguiente modo:

En esas líneas nos resume todo el libro, la apasionante vida de un personaje que nació en Granada, donde vio como caía el reino nazarí a manos de los Reyes Católicos, lo que supuso que emprendiera un largo viaje que le llevó a Fez, a Tombuctú, a Egipto o a Roma. Y todo ello en una época fascinante entre los finales de la Edad Media, el esplendor del Imperio Otomano y el Renacimiento.

O sea que con el estilo que hemos descrito del autor, el relato es un largo viaje por lugares y por la historia, todo ello presentado con todo lujo de detalles. Y no solo eso, sino que el escritor, aunque se haya basado en la vida del verdadero León el Africano, ha aplicado mucha imaginación a esa biografía. De esta forma es capaz de intercalar en el texto otros personajes reales, como Colón, el pirata Barbarroja, el pintor Rafael o varios Papas de Roma, para que interactúen con el personaje.

Y por supuesto hay un trasfondo muy interesante, y lógico al conocer los orígenes de Maalouf. Porque todo el relato nos está confrontando el mundo musulmán y el cristiano, hablando de las diferencias pero sobre todo de las influencias mutuas y de las innegables posibilidades de convivencia entre esas culturas.

Categorías: Libros, Literatura