Lengua

Inicio Literatura Benito Pérez Galdós

Benito Pérez Galdós

Publicado por Aroa Plaza

1000-pts

Hoy, en la sección de literatura de La Guía 2000, vamos a poner nuestra mirada sobre uno de los escritores más importantes de la literatura de la segunda mitad del siglo XIX, Benito Pérez Galdós. Este autor nace en Las Palmas de Gran Canaria en el año 1843, pero pasa casi toda su vida en la capital de España, Madrid. Se entregó a la producción literaria por completo, siendo esta la única actividad a la que se dedicará durante toda su vida hasta que la muerte le llegara en el año 1920, tras pasar en sus últimos años por varias experiencias dolorosas como la pérdida de la vista, las penurias económicas y la incomprensión y el ataque, hacia él y su obra, por una parte intransigente de la sociedad. Viajó por España y el extranjero, formó parte de la vida política del país y fue miembro de la Real Academia Española. Su personalidad, tímida y retraída, le condujo a llevar una vida retirada y humilde. Con una mentalidad abierta y flexible, ideológicamente se movía en los ambientes liberales progresistas y leyó con gran interés a autores como Dostoyevski, Balzac, Dickens o Stendhal. Galdós tuvo un papel importante en la novela europea del siglo XIX y en España se le ha considerado el mejor novelista de nuestra literatura tras el afamado y reconocido Miguel de Cervantes.

En cuanto al estilo y el realismo que aparece en sus novelas diremos lo siguiente:

Este autor fue capaz de crear ambientes, situaciones, acontecimientos, etc. y de plasmar las costumbres de la sociedad del momento de un modo que ningún otro autor ha sabido plantear. A través de la observación. La anotación y recopilación de datos llenaba sus novelas de un realismo extraordinario que crean en el lector la sensación de haber visto o vivido aquello que se cuenta en la novela. Los personajes que aparecen en sus textos son variopintos y aparecen caracterizados por medio de pequeños detalles que conforman la personalidad de cada uno de ellos; como, por ejemplo, los gestos que realizan o la forma de expresarse que tienen. Trata a los personajes de manera individual y gracias a su enorme intuición y conocimiento del sentir humano llega incluso a hacernos ver, en muchas ocasiones, lo más profundo del alma de un personaje. Consideraba la novela como una imagen de lo que es la vida y, por tanto, su composición consistía en remedar la realidad, el alma humana, los deseos, los miedos, lo físico y espiritual del hombre y las cosas que nos rodean. Lo complejo de la existencia del hombre aparece en sus obras gracias tanto a grandes actitudes como a pequeños detalles. No es raro leer en críticas a la obra de Galdós que el autor descuidaba en ciertos aspectos su estilo, y, siendo estrictos, tal vez pudiera reprochársele algo en este aspecto, pero él nunca buscó la perfección en la forma sino que era partidario de la espontaneidad, la expresividad y el dinamismo en la forma de escribir.

Hasta aquí nos hemos acercado a la biografía y el modo de escribir de este importante autor, en el siguiente artículo abordaremos su trayectoria literaria.

2 comentarios para “Benito Pérez Galdós”