Lengua

Inicio Libros, Literatura El festín de la vida de J. Ryan Stradal

El festín de la vida de J. Ryan Stradal

Publicado por A. Cerra

En la literatura actual hay diferentes corrientes estilísticas, pero también hay distintos circuitos de divulgación de las obras. Y al igual que ocurre en otros muchos campos de la cultura contemporánea, como por ejemplo el cine o la música, hay un sector creativo que se denomina indie, o sea, independiente por salirse inicialmente de los círculos de comercialización más habituales.

En ese sector habría que adscribir el debut como novelista del estadounidense J. Ryan Stradal, cuya obra El festín de la vida ha sido todo un éxito entre los auto-llamados libreros indies de Estados Unidos.

Y lo cierto es que la novela lo tiene todo para haber alcanzado ese triunfo. Es un relato que nos cuenta de modo vibrante los episodios más importantes de la vida de Eva Thordval, una de las chefs más prestigiosas del mundo, que no tiene un restaurante sino que celebra cenas que se convierten en acontecimientos únicos.

Ese sería el presente del personaje central, pero para saber cómo ha llegado hasta ahí, el autor nos cuenta su vida y la de todos los personajes estrechamente ligados a ella. Pero no lo hace de una forma lineal. Crea distintos capítulos en los que conocemos un momento de cada uno de ellos, para así ver como sus vidas están interrelacionadas entre sí. Y no solo por el asunto culinario, sino por motivos de familia, amores o accidentes.

Así sabemos cómo muere el padre de Eva antes de que la bebé cumpla un año de vida, cuando ya ambos había sido abandonados por la madre de Eva. Sabemos que es criada por sus tíos, que ella piensa que son sus padres, y como establece una relación de por vida con sus supuestos primos.

Luego van apareciendo más personajes, y todos ellos aportan su granito de arena al relato, y el autor nos muestra que entre todos se va conformando la vida de cada personaje. Es decir, la vida de Eva sería muy diferente sin todos ellos, y también a la inversa, porque ella se convierte en un condimento muy importante en la biografía que todos aquellos que la rodean.

Y al mismo tiempo, el autor juega con la idea de que todos recibimos lo que merecemos, o sea, que el karma nos recompensa por nuestras buenas actitudes. De alguna forma, el título del libro ya nos da un anticipo sobre esas cuestiones, y en concreto no puede ser más claro en lo referente al concepto de la alegría de vivir.

Una alegría en la que es un factor clave la gastronomía, el oficio de la protagonista. Así que no ha de extrañarse si aparecen algunas referencias a recetas de platos. No son excesivas, son una selección muy interesante y práctica, ya que realmente se pueden incluso seguir los pasos para realizarlas en casa. Algo que tiene en común con otros libros de los últimos años como por ejemplo en el ecléctico Afrodita de Isabel Allende o Íntimas suculencias de Laura Esquivel.