Lengua

Inicio Literatura El fantasma de la ópera

El fantasma de la ópera

Publicado por Lourdes

fantasma operaHoy en nuestro portal hablaremos sobre la novela “El Fantasma de la ópera”. Esta novela fantástica, en la que se mezcla misterio y terror fue publicada por el escritor francés Gastón Leroux en 1910.

La novela nos lleva a la Francia del siglo XIX, más concretamente a París, a la Ópera Garnier. Los trabajadores de esta ópera afirman que el edificio está encantado y vive un fantasma en él. Pero lo que sucede en realidad, es que es Erik, el protagonista de la novela, el autor de todos esos accidentes y sabotajes.

Erik es un joven de siniestro rostro, como consecuencia de sus deformaciones faciales, que pronto abandonó su hogar por el horror que provocaba a sus padres. Antes de acabar viviendo en la ópera, recorrió medio mundo trabajando en un circo. Durante sus años en el circo descubrió su gran pasión, la música, y decidió aprender todo lo que pudo.

Llegó incluso a trabajar para el emperador de Persia, a quien le construyó un Palacio con infinidad de artefactos de tortura. El Sah de Persia al contemplar el don de Erik para fabricar tales armas, decidió acabar con su vida para que a nadie más se las pudiera fabricar. Es entonces cuando Erik consigue escapar y regresar a París.

En París consigue trabajo como constructor en la construcción de la ópera Garnier gracias a sus conocimientos sobre arquitectura. En secreto construyó bajo el edificio una red de estancias y túneles laberinticos que serían su hogar.

Una vez construido el edificio comenzó a disfrutar de las actuaciones. Comenzó a chantajear a los dirigentes de la ópera, ya que creía estar por encima del más gusto que tenían al elegir las obras y los actores.

Adoptó un personaje detrás de una máscara, al no poder mostrar su rostro por las deformidades, con el que atormentaba a los dirigentes y trabajadores de la opera. Comenzó a sabotear actuaciones, generar accidentes, utilizaba la red de túneles y pasadizos para hacer creer a todos que era un fantasma e incluso llegó a matar para conseguir sus propósitos.

Pero un día queda enamorado y obsesionado con una joven cantante que actuaba en la ópera, Christine Daaé. Erik hace que Christine sea la protagonista de la obra reemplazando a la hasta entonces prima donna Carlotta, saboteando el telón y haciendo que caiga sobre ésta.

Poco después Christine descubre que fue Erik quien le ayudo a triunfar y decide aceptar una invitación de éste y queda con él bajo el escenario. Allí queda horrorizada con el aspecto de Erik e intenta escapar, pero Erik la secuestra.

Poco después decide liberarla con la condición de que vuelva a verle, pero Christine decide volver junto a su amor, el vizconde Raoul, para casarse y huir de París.

Unos días después, el fantasma descubre los planes de Christine y Raoul, y decide secuestrar a ésta durante una actuación.

La novela finaliza con la lucha entre el fantasma y Raoul en los túneles bajo la ópera y la duda de Christine por salvar al amor de su vida o a Erik, por el que siente una gran gratitud por ayudarla y fascinación por sus dotes para la música.