Lengua

Inicio Literatura Escuela de Calderón: Rojas Zorrilla

Escuela de Calderón: Rojas Zorrilla

Publicado por Aroa Plaza


Muchos fueron los autores que en el siglo XVII siguieron técnicas dramáticas que Calderón de la Barca empleó en la composición de sus obras teatrales, como por ejemplo una elaboración extremadamente cuidada, una estructura reflexionada, la creación de personajes siguiendo un sistema en el que se establecen paralelismos en la construcción de la personalidad de unos y otros, una técnica exquisita, la búsqueda de la abstracción, una mezcla perfecta entre poesía dramática y poesía ornamental, la musicalidad que consigue en cada uno de los versos o el gusto por un lenguaje estético y decorativo. Aunque estos escritores que sigan la senda iniciada por Calderón en su forma de escribir teatro adoptando las formas del teatro calderoniano, eso no impide que cada uno de ellos muestre a su vez un estilo propio que les diferencie del resto. Conozcamos, hoy, algunos detalles de la obra de uno de estos escritores:

Francisco-de-Rojas-Zorrilla

Uno de los dramaturgos que continuaron el teatro de Calderón es Rojas Zorrilla. De este escritor, nacido en Toledo en 1607, podemos destacar la obra Del Rey abajo, ninguno del año 1640, también llamada El labrador más honrado, García del Castañar. En ella el tema principal que desarrolla el autor es el tema de la honra y lo hace a través de una historia de amor: Don Mendo cae enamorado de la esposa de García, Blanca. Un día el marido sorprende al amante en su casa, pero le confunde con el rey. Ante tal situación, para limpiar su honra García del Castañar decide asesinar a su mujer, quien logra escapar hacia la corte, lugar donde se resuelve el entuerto y García mata a Don Mendo. Es posible que el nombre del amante, Don Mendo, te recuerde al título de una obra de teatro del siglo XX, La venganza de Don Mendo, y es que Muñoz Seca recoge en forma de parodia el tema tratado por Rojas Zorrilla en su pieza teatral.
Esta es sin duda la mejor obra de este autor del siglo XVII y en ella sigue los códigos del momento: la honra perdida ha de ser restablecido aunque el precio a pagar sea la sangre de aquel que cometió la deshonra. Otro aspecto propio de la época Rojas refleja en su obra es el máximo respeto a la figura del Rey cuando García decide matar a su propia esposa en lugar de al amante a quien confundió con el monarca.

Pero esta no fue la única obra teatral escrita por Rojas Zorrilla y, si hemos de resaltar alguna, hablaremos de la titulada Progne y Filomena, escrita en el año 1640. Se trata de una pieza con una enorme fuerza trágica, pero que al mismo tiempo muestra una gran comicidad. En ella, a través de múltiples metáforas, el autor muestra a la mujer como vengadora de su honor. Las protagonistas, Progne y Filomena, son dos mujeres que sienten que su honra ha sido empañada por las seducciones del rey Tereo; por ello, ambas mantienen una conversación en la que resuelven que ellas mismas son quienes deben limpiar su honra y no esperar a que sea otra persona, normalmente un caballero, quien las vengue.

Si bien el éxito del teatro de Calderón hizo sombra en el siglo XVII a otros dramaturgos, no debemos olvidar la contribución, que con sus composiciones, realizaron estos autores a la literatura en español.

Categorías: Literatura