Lengua

Inicio Literatura La montaña mágica

La montaña mágica

Publicado por Lourdes

montaña magicaEn el artículo de hoy de nuestro portal de La Guía de la lengua 2000, nos centraremos en el resumen del argumento de la gran novela “La montaña mágica” escrita por el autor Thomas Mann.

Esta novela fue publicada por Thomas Mann en 1924 y fue su obra más importante. Mann se inspiró para escribir esta novela en una de las múltiples visitas que realizaba al Sanatorio de Davos (Suiza) donde se encontraba ingresada su esposa.

La historia comienza con Hans Castorp, un joven de veintitrés años que viaja en ferrocarril de Hamburgo hacia un sanatorio en Davos (Alpes suizos) para visitar a su primo Joachim Ziemssen, que se encuentra allí ingresado para recuperarse de una tuberculosis.

Castorp, que solo pretende quedarse tres semanas, se hospeda en una habitación, en la que recientemente murió una enfermera, entre la de su primo y la de un matrimonio ruso.

Nuestro protagonista era ingeniero naval y único hijo de un matrimonio de comerciantes de Hamburgo. Quedó huérfano a corta edad y fue educado por su abuelo y su tío, el cónsul Tienappel.

En su primer día en el sanatorio, Castorp no puede dormir bien por el continuo alboroto que le ocasionaban sus “vecinos” rusos con sus demostraciones de amor nocturnas. A las ocho de la mañana desayuna junto a su primo Joachim, quien presenta a Hans a sus compañeros, pero éste no pone mucha atención. Esa misma mañana conoce al doctor Behrens, quien advierte síntomas de anemia en Hans.

Castorp comienza a sentirse mal, explica que siente ardor en la cara y ya no aprecia el sabor de sus puros.

Hans conoce allí a un personaje que llegaría a ser uno de sus grandes amigos en el sanatorio, Lodovico Settembrini un escritor italiano amante junto a Hans de ópera, filosofía y política.

Debido a la extraña dolencia de Castorp, la visita de tres semanas se convirtieron en siete años.

El autor nos describe a partir de este momento toda la adaptación de Hans al sanatorio y sus monótonos horarios de curas y tratamientos entrelazados con su relación con los estrambóticos huéspedes del lugar cómo por ejemplo Clawdia Chauchat , rusa que llama la atención de nuestro protagonista e importante personaje, el señor Albin, que amenaza continuamente con suicidarse, o Naphta, antagonista de Settembrini llegando hasta el punto de batirse en un duelo.

El final de la novela nos cuenta como nuestro protagonista va perdiendo el interés por el mundo exterior. Ya no usaba reloj e ignoraba los calendarios. Junto al resto de huéspedes dedicaba el tiempo a cosas banales sin importancia. Hans se pasaba el día escuchando en el gramófono una de sus obras favoritas “Der Lindenbaum”. Es entonces cuando estalla la Primera Guerra Mundial y Hans decide abandonar el sanatorio tras siete años para alistarse en el ejército.

Entonces Thomas Mann nos lleva a ese trágico escenario en el que varios soldados van avanzando hacia primera línea de batalla aún sabiendo que la mayoría morirá. Uno de estos soldados iba tarareando “Der lindenbaum”.