Lengua

Inicio Literatura Literatura catalana de posguerra

Literatura catalana de posguerra

Publicado por Aroa Plaza


En el artículo anterior estudiamos la literatura catalana del siglo XX anterior a la guerra civil española (puedes consultarlo pinchando en este enlace: Literatura catalana de preguerra), hoy nos quedamos en ese siglo y en la literatura escrita en catalán pero centrándonos en las producciones literarias surgidas después de la guerra civil. Para ello, atenderemos al criterio del género literario, estudiando así los principales escritores y obras de cada género: prosa, poesía y teatro. Comencemos:

IMG_2981

1. Prosa.

Uno de los autores más representativos de la prosa catalana del siglo XX posterior a la guerra civil es LLorenç Villalonga, nacido en Palma de Mallorca en el año 1897. El primer libro escrito por este mallorquín es Mort de dama en el año 1931; en él, LLorenç hace una dura crítica a la aristocracia de la Mallorca de aquella época. Otras obras pertenecientes a este escritor son La novella de Palmira, del año 1952, y su obra más conocida, Bearn, del año 1961.
En la narrativa también es importante el nombre del escritor Josep Pla, quien a partir del año 1966 publicó poco apoco su obra bajo el título Obres completas, que recoge treinta volúmenes en el que se insertan artículos de periódico, narraciones, libros de viajes, ensayos sobre diversas temáticas, retratos costumbristas, etc. El estilo de este escritor es un estilo lleno de energía, ironía y gracia; lo que se refleja en su obra más afamada: El quadern gris. Este es un libro de de memorias iniciado en el año 1918 que reflejará a la perfección la sociedad de aquel momento.
Podemos destacar también en este momento un nombre femenino, el de la escritora Mercé Rododera. Su mejor libro es La plaça del Diamant, del año 1962, donde cuenta con un tono melancólico y lírico la vida llevada por una mujer perteneciente a la clase baja de la ciudad de Barcelona durante el tiempo que se extiende desde la República al fin de la guerra civil.
Aunque la lista de narradores catalanes de la posguerra es larga: Baltasar Porcel, Aurelia Campany, Tenceci Moix, etc., en último lugar destacaremos el nombre de Manuel de Pedrolo, quien escribe distintintos tipos de novela con gran maestría (psicológicas, policiacas, experimentales, etc.)

2. Poesía.

En el género lírico sobresalen autores como Joan Oliver, quien cuenta con título como Bestiari, de 1973, o Vacances pagades, de 1960, obra irónica plagada de lenguaje coloquial que servirá como modelo para autores posteriores. Josep Vicenç Foix i Mas, más conocido como J.V. Foix, es otro de los autores importantes de esta; en este caso, nos hallamos ante un poeta que cultivó esencialmente la poesía surrealista. Pero si hemos de destacar algún poeta en legua catalana de la época que nos ocupa es Salvador Espriu, autor que busca constantemente la novedad así como la perfección en el lenguaje, a la vez que dota a su poesía de una gran sobriedad. En el primer libro de este autor, Cementeri de Sinera, de 1946, encontramos una obsesión por el tema de la muerte. Ya en 1960 en su obra La pell de brau, el escritor reflejará en sus versos esa España desquebrajada por el asolador paso de la guerra civil. Este es un poeta que se rebela contra la injusticia, la intolerancia y la penuria. Con sus obras Llibre de Sinera, de 1963, y Setmana Santa, Espriu es considerado la conciencia de la sociedad.

3. Teatro.
Antes de citar algún autor, hemos de decir que hasta el año 1946 la representación de obras teatrales en lengua catalana estaba prohibida. Después de esa fecha, encontramos piezas teatrales que siguen la línea modernista, como por ejemplo las de Rusiñol o Gual, y otras obras de carácter novedoso, algunas escritas por autores que también cultivaban otros géneros, como por ejemplo Pedrolo, Espriu, Moix, etc.

Categorías: Literatura