Lengua

Inicio Literatura Literatura chilena

Literatura chilena

Publicado por Pablo

La literatura chilena recoge el conjunto de obras literarias escritas por autores originarios de Chile, de suerte que conforma un haber literario mayoritariamente escrito en lengua española.

literatura-chilena.jpg Como las demás literaturas latinoamericanas, su «nacimiento» suele marcarse tras la invasión y conquista del Imperio Español en el siglo XVI. Y al igual que en otras colonias de la época, fueron los cronistas españoles los primeros en dejar testimonios escritos de la geografía, el clima y las culturas nativas que fueron encontrando en su proceso de conquista. Aquí, en particular, fue la Guerra de Arauco la que más crónicas gestó, como «La Araucana» de Alonso de Ercilla. Sin embargo estos testimonios tenían indudablemente un carácter ajeno a la propia historia del país colonizado y se dirigían a un público español.

Sin duda, el verdadero despertar de la literatura propiamente chilena se produjo tras la Independencia y ya bien entrado el siglo XIX. Fue la época del romanticismo, que en Chile fue literariamente muy bien recibido y formó al menos a tres generaciones literaturas. La primera fue la generación costumbrista, que puso énfasis en lo pintoresco y lo abordó desde un punto de vista muchas veces satírico. Mercedes Martín del Solar, Vicente Pérez Rosales o José Joaquín Vallejo brillaron con luz propia en esta generación que dominó el ambiente literario chileno en la década de los 30 y 40 del citado siglo.

Más adelante surgiría otra nueva generación, alrededor del os 50, conocida como «romántico-social». Alejada de la visión liberal de la generación anterior, ésta ya quiso cambiar el presente y se mostró más comprometida: José Lastarria, Salvador Sanfuentes o Eusebio Lillo fueron algunos de sus autores más destacados.

Finalmente, la generación realista de 1867 hizo hincapié en el realismo mucho más que las anteriores. Alberto Blest Gana destacó más que nadie con su obra «Martín Rivas», e inició una prolífica competencia con Luis Orrego Luco, el otro gran autor de una época marcada por el cambio del romanticismo al realismo y de la herencia colonial a la moderna sociedad capitalista; cambio que ambos autores recogieron en sus obras con gran fidelidad.

En este mismo contexto cultural surgió el llamado criollismo, un movimiento literario que quiso recoger la vida rural en la sociedad chilena de finales de siglo.

El siglo XX trajo consigo las vanguardias y en particular a un nutrido grupo de poetas que elevaron el nivel literario del país hacia nuevas alturas. Pedro Prado, Gabriela Mistral (que fue Premio Nobel de Literatura) o Vicente Huidobro, entre otros; caldo intelectual en el que se formó el segundo Premio Nobel con el que cuenta la literatura chilena y que es, en opinión del escritor García Márquez y del crítico Harold Bloom, el poeta más brillante del siglo XX, Pablo Neruda.