Lengua

Inicio Literatura Los inicios de la novela latinoamericana

Los inicios de la novela latinoamericana

Publicado por Pablo

La novela no tenía antecedentes en Latinoamérica, por lo que los escritores comenzaron imitando las novelas que venían de Europa en los primeros momentos. Tuvieron mucho éxito las novelas históricas de Walter Scott, pues la posibilidad de hacer ficción con la historia permitía interpretar libremente el pasado, y ayudar a construir, con él, un proyecto nacional.

Jorge Isaacs

Un tema muy común en este tipo de novela era la derrota indígena y la consiguiente pérdida del paraíso. En este sentido, la novela Enriquillo, del dominicano Manuel de Jesús Galván, fue la que mayor éxito obtuvo.

El período más tratado por los escritores de la segunda mitad del siglo XIX fue el de la independencia de las naciones. Era relativamente reciente, por lo que interesaba a mucha gente y servía como exaltación nacional. Un claro ejemplo es el escritor uruguayo Eduardo Acevedo Díaz.

Sin embargo, Acevedo y muchos contemporáneos suyos mostraron una pobreza de lenguaje en sus novelas que se convertiría en su principal punto débil, así como en la causa de que hoy en día hayan perdido todo su interés literario. Esto fue subsanado por el surgimiento de un nuevo estilo, llamado “la tradición”, que empleó un lenguaje mucho más coloquial. Su inventor fue Ricardo Palma, escritor peruano que se inspiró en el arte de las narraciones orales y el costumbrismo español. En su obra cumbre, Tradiciones peruanas, de 1872, reconstruye prácticamente toda la mitología de su país.

Se desarrolló también un tipo de novela sentimental en la que cobraba gran importancia, aunque la trama principal fuera una historia de amor protagonizada por uan mujer, el contexto histórico. Una de las obras más emblemáticas de esta tendencia fue Cecilia Valdés, del cubano Cirilo Villaverde, que es un fiel retrato de la Cuba del siglo XIX. Alcanza en esta obra gran importancia el trasfondo de enfrentamiento racial, como también lo hace, pero desde un punto de vista distinto, el ecuatoriano Juan León Mera. Representante de la visión conservadora del romanticismo, los indios eran para Mera series crueles, salvajes e ignorante, y la única manera de mitigar sus instintos era a través del cristianismo. A pesar de eso, Mera también criticó la explotación de los indios durante la colonización. Su principal obra, cuyo argumento es muy similar al de Cecilia Valdés, fue Cumandá.

Pero la gran novela romántica de Latinoamérica es, casi con toda seguridad, María. Escrita por el colombiano Jorge Isaacs, María sigue la línea de las novelas de Mera: una dramática historia de amor a través de la cual descubrimos el contexto histórico de la época en la que se ambienta.

Categorías: Literatura