Lengua

Inicio Literatura Los personajes de El Lazarillo de Tormes

Los personajes de El Lazarillo de Tormes

Publicado por Aroa Plaza


Anteriormente, en La Guía 2000, ya hemos hablado de la obra anónima El Lazarillo de Tormes (puedes consultar esa información pinchando en el siguiente enlace: El Lazarillo de Tormes); pero, la importancia y la riqueza de esta obra nos permiten ahondar en distintos aspectos. Esta vez centraremos nuestra atención en el estudio de los personajes más importantes.

unnamed

Junto al protagonista, Lázaro, aparecen una serie de personajes secundarios; de entre estos personajes que circulan por las páginas del libro, consideramos que aquellos que gozan de mayor relevancia son los distintos amos a los que el pícaro sirve, quienes se definen por los vicios y los valores que cada uno ostenta y por los contrastes y diferencias existentes entre ellos y Lázaro. Veremos, pues, los rasgos esenciales de cada uno de ellos comenzando hoy por el personaje principal:

Lázaro: En un primer momento, el protagonista de la obra aparece como una persona cuyo destino desde su nacimiento en la sociedad del momento es la delincuencia, la mendicidad, etc.; sin embargo, hemos de avanzar en la lectura de las páginas del libro para observar cuál es la evolución de la vida de Lázaro, ya que el autor no prefigura de antemano la vida de su personaje. El Lazarillo comienza su andadura lleno de ingenuidad de la mano de su primer amo, un ciego; pero, a medida que este va mostrando la dura realidad de su carácter, Lázaro irá evolucionando. Así, irá desarrollando una increíble capacidad de adaptación al momento y a las circunstancias en las que se encuentra, que generalmente están relacionadas con cubrir necesidades básicas del hombre. Por ejemplo, para saciar su hambre tendrá que servirse de diversas estrategias y tretas, desde pequeños trucos hasta el hurto pasando por la mendicidad. Pero, como decíamos más arriba, Lázaro es un personaje en constante evolución y es por eso que, por ejemplo, a partir del Sexto Tratado vemos a un Lázaro capaz de suministrase algunos bienes como ropajes usados gracias a los ahorros que ha ido atesorando con el tiempo. En ese punto, Lázaro es consciente de esa pequeña evolución que ha experimentado en su vida, ya que partió de la nada más absoluta, y no se conforma con haber llegado hasta ahí y comienza una escala social que se verá culminará en el último tratado cuando vive como empleado con un sueldo propio bajo el amparo de un Arcipreste. Una vez alcanzada esta posición, Lázaro se siente satisfecho, olvida las penurias y el hambre que ha pasado en épocas anteriores y da gran valor a la estabilidad a la que ha llegado tras un duro camino; por ello, aunque puedan existir ciertas habladurías acerca de su personaje haciendo gala de un monumental cinismo, el protagonista de El Lazarillo de Tormes cerrará sus oídos a las habladurías y se dedicará a su empleo de pregonero lleno de satisfacción y felicidad.

Una vez desarrollada la personalidad del protagonista de esta obra, en el siguiente artículo examinaremos uno por uno los amos a los que sirvió Lázaro. Veremos sus rasgos principales y la relación de Lázaro con ellos.

Categorías: Literatura

Un comentario para “Los personajes de El Lazarillo de Tormes”