Lengua

Inicio Literatura Teatro de los 80 (II)

Teatro de los 80 (II)

Publicado por Lourdes

301En el artículo de ayer empezamos a tratar el tema del Teatro Español de los años 80 y su decadencia. Si no pudiste verlo, no te preocupes pues puedes acceder a él presionando directamente el enlace que te proporcionamos a continuación:

Teatro de los 80

Pues bien, continuando con el artículo de hoy, seguimos hablando del autor José Luis Alonso de Santos. Años después del 1975, consiguió llegar a triunfar de manera definitiva, gracias a su teatro basado en unos personajes muy peculiares, ya que eran marginados por la sociedad, lo que hacía que al público, al menos, le llamará la atención. Además de todo esto, el vocabulario utilizado pertenecía a la jerga de estos individuos.

Por último cabe destacar dos obras de humor crítico tituladas «La estanquera de Vallecas», del año 1982 y «Bajarse al moro», del 1985. En ellas sí hacía una crítica pero desde una perspectiva más sentimental qué hiriente.

Otro autor destacable del teatro de la España de los años 80 fue el llamado Domingo Miras, quien nació en el año 1934. Sus obras más destacables fueron las tituladas «La venta del ahorcado», publicada en el año 1975 y «Las brujas de Barahona». En ambas, el autor consigue que la acción parezca situarse en el espacio que le corresponde al público.

Existe, del mismo modo, otro autor que alcanzó la fama gracias a su obra titulada «Ay, Carmela!, en el año 1940, se trata de José Sanchís Sinisterra (1940). Con esta representación consiguió dos temas totalmente opuestos: lo cómico con lo trágico, ya que la acción se desarrolla en el marco histórico de la guerra civil española, pero los personajes que llevan la trama son un grupo de cómicos pertenecientes a los ambos bandos que estaban enfrentados y, al final, consiguen, todos ellos salir ilesos de la contienda.

Por su parte, el autor Fermín Cabal, que nació en el año 1948, cuenta con una serie de obras que se hicieron populares durante las décadas de los 80 y de los 90 tituladas: «¡Vade retro!, del 1982, «Caballito del diablo», del 1985 y «Ello dispara», del 1990. En esta última obra, se cuenta desde la perspectiva de una ciudadano español cuya orientación política era de izquierdas, el desencanto y la decepción que va sintiendo conforme la política de su país, España, va modificándose poco a poco en la época de la transición.

Fernando Fernán Gómez, nacido en el año 1921 y fallecido en el 2007, sería otra figura a destacar dentro del Teatro español de los años 80, aunque haya pertenecido a otra generación. Y es que su carrera, ya consagrada, como actor y director de cine, se completó gracias a sus aportaciones como dramaturgo. Sin duda, su obra más importante sería la titulada «Las bicicletas son para el verano», del 1982, que cuentas sus vivencias y recuerdos de la dura guerra civil española; «Ojos de bosque», del 1986 y la adaptación teatral del «Lazarillo de Tormes», del 1990.

Por último mencionaremos a María Manuela Reina (1958) con «El navegante», del 1983, en la que mezclaba temáticas relacionadas con Don Quijote, Moby Dick y Robinson Crusoe; Paloma Pedrero (1857) con «La llamada de Lauren» y «El color de agosto» y Maribel Lázaro con «Humo de Beleño», del 1985.