Lengua

Inicio Literatura Personajes de El Lazarillo de Tormes II

Personajes de El Lazarillo de Tormes II

Publicado por Aroa Plaza


Continuando el artículo de ayer en el que dibujamos la figura del protagonista de la obra El Lazarillo de Tormes (puede leerlo en el siguiente enlace: Personajes del El Lazarillo de Tormes), hoy nos dedicaremos a explorar las personalidades de algunos de los amos a los que sirvió el pícaro más famoso de la historia. Veamos quiénes y cómo son y cuál es su relación con Lázaro:

venganzag

1. El ciego.

Las aventuras y desventuras de Lázaro comienza a lado de un personaje típico de aquel momento, el ciego, que ha de ocuparse de la educación del niño. Este personaje es un hombre astuto y sagaz que sabe cómo buscarse la vida. Así, este ciego contará con una gran de variedad de oraciones que se dirigen a distintos grupos de personas o sirven para determinadas dolencias y siempre emplea un leguaje adecuado al contexto. Las enseñanzas que este amo proporciona a Lázaro llegan hasta él a base de palos, es una educación dura pero eficaz para el pillo a la hora de enfrentarse a los distintos avatares que le suceden en el camino del vivir. Este hombre vive en libertad, no se preocupa de las normas sociales y no deja que se burlen de él. De ahí, que cuando el Lazarillo intenta engañarle le responda con golpes y palos que abren una brecha entre amo y siervo. A pesar de todo, al final del libro podemos observa que Lázaro no guarda un mal recuerdo de él, pues le está agradecido por las enseñanzas que le proporcionó.

2. El clérigo.

El segundo amo que encontramos en la vida de Lázaro es un clérigo, que gana en avaricia al primero. Junto a la avaricia, la desconfianza es otra de las características definitorias de este amo, lo que hace que sea imposible establecer ningún lazo afectivo con él. Por tanto, el clérigo no dejará ninguna huella en nuestro protagonista y una vez abandonado no volverá nunca en forma de recuerdo a la memoria de Lázaro.

3. El escudero.

En el Tercer Tratado, Lázaro se topa con un escudero soñador que no posee ni una sola moneda, pero que se niega a reconocerlo y a mostrar la verdad a la sociedad por miedo al qué dirán. Este personaje despierta compasión y simpatía, tanto en Lázaro como en el lector, y será Lázaro quien preste ayuda a este hombre.

4. El fraile de la Merced.

En el Cuarto Tratado, Lázaro se nuevo sirviendo a un religioso. Aunque apenas se sabe nada de este amo, sí que por boca del protagonista sabemos que no gustaba de comer en el convento y aborrecía el coro.

5. El buldero.

En el Tratado Quinto será un buldero el nuevo amo del Lazarillo, un ser tramposo y engañador que se burla de la gente. Lázaro no tendrá un papel activo en este Tratado.

6. El capellán de Toledo.
En el Sexto Tratado se nos cuenta cómo Lázaro pasó cuatro años al lado de este amo pues la convivencia no resultaba difícil y dedicó este tiempo a ahorrar.

7. El Arcipreste.
En el último Tratado, vemos a Lázaro trabajando para el Arcipreste y viviendo una vida plácida y feliz aunque no sea oro todo lo que reluce, pues la ayuda de este Arcipreste no será totalmente desinteresa e incluso puede ser el artífice de los rumores y chisme que circula sobre lázaro.

Categorías: Literatura