Lengua

Inicio Literatura Obras de Miguel de Cervantes

Obras de Miguel de Cervantes

Publicado por Pablo

Miguel de Cervantes Saavedra es reconocido como la máxima figura de la literatura española de todas las épocas. Vivió entre 1547 y 1816, y escribió una extensa y variada obra entre la que destaca una muy especial, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, una novela que es continuamente citada como la más extraordinaria de la historia de la literatura.

obras-de-cervantes.jpg

Cervantes fue en cualquier caso un escritor de su época. Cultivó los géneros narrativos más habituales del Renacimiento tardío español, si bien a su peculiar manera. Utilizó recursos de la novela bizantina, la novela pastoral, la novela picaresca, la novela morisca y la sátira, renovando el género de la novella para darle un mayor alcance retórico y una mayor trascendencia filosófica.

Una de sus novelas más destacadas, además del Quijote, es La Galateaa definida por él mismo como una égloga en prosa fuertemente inspirada por Virgilio.

Las novelas ejemplares son una serie de novelas cortas concebidas a la manera italiana de la época. Hay en ellas todo tipo de temas intercalados, y algunos de ellos aparecen también en el Quijote.

Los trabajos de Persiles y Sigismunda fue la última obra de Cervantes. Se trata de una novela bizantina en la que dos príncipes nórdicos emprenden una peregrinación, haciéndose pasar por otras personas. Es una obra muy distinta a todo lo anterior, en la que el autor abandona su realismo habitual e introduce elementos cercanos a la fantasía.

Cervantes, por otra parte, siempre intentó ser poeta, si bien él mismo dudaba de sus capacidades con el verso. Escribió un gran número de romances y epístolas, e innovó métricamente con la invención del ovillejo y el soneto con estrambote. No obstante no se le conocen demasiados poemas y esta fue, sin duda, la menos excelente de sus aventuras literarias.

El teatro fue un asunto bien distinto. Aquí Cervantes destacó y disfrutó: él mismo afirmaba su amor por el teatro desde que de pequeño asistía a las representaciones de Lope de Rueda. No obstante, la suerte le fue esquiva al compartir su tiempo con el gran renovador del teatro español, Lope de Vega, autor de una obra más moderna y más exitosa que la suya.

Cervantes escribió obras de gran contenido moral, usaban personajes alegóricos y se atenían a los cánones clásicos. Escribió la tragedia clásica más acabada que se conoce tras los tiempos antiguos: El cerco de Numancia, además de La casa de los celos y selvas de Ardenia, El laberinto de amor, La entrenida, Pedro de Urdemalas y El rufián dichoso.

Categorías: Literatura