Lengua

Inicio Literatura Realismo y Naturalismo

Realismo y Naturalismo

Publicado por Aroa Plaza


En el artículo de hoy, dentro de nuestra sección dedicada a la literatura, nos acercamos a dos movimientos que vivieron su momento álgido a finales del siglo XIX, el Realismo y el Naturalismo. Al igual que el movimiento del Romanticismo significó un alzamiento contra los preceptos del movimiento imperante en el siglo de las luces, es decir, la Ilustración, llega un momento en el que el Romanticismo irá perdiendo fuerza y se irá produciendo una vuelta al mundo de la razón. De este modo, nos encontramos, a finales del siglo XIX con el Realismo y el Naturalismo.

imageshh

El realismo nace unido a la revolución burguesa de finales de siglo como un movimiento caracterizado por los siguientes rasgos:

– La visión subjetiva e intimista de los románticos ya no sirve en este momento, ahora se busca la expresión del mínimo detalle y se deja fuera la pasión en la descripción de personas, lugares y hechos. La fantasía, la suposición o el exceso quedan fuera de la literatura realista, que pretende hacer retratos objetivos de la realidad, para ello se empleará, además, un lenguaje increíblemente preciso, sencillo y limpio.

– Se trata de una literatura de carácter moralista, aunque trate de disimularlo. Los personajes no son presentados como héroes o villanos, no existen situaciones límite, ni se proponen modelos a seguir; pero, la realidad se presenta de modo que los vicios y malos comportamientos obtienen su castigo por una relación causa-efecto. Bajo esa manta de objetividad que presentan los textos de este movimiento, se ofrece al lector la posibilidad de ver en primera persona, mediante un narrador omnisciente, qué es lo que ocurre.

– A diferencia del Romanticismo, el Realismo es un movimiento esencialmente burgués ya que retrata la vida cotidiana de esta clase social, se mueve en el ámbito de lo real. Se muestra así el modo de vivir, de hacer política, de relacionarse de la burguesía.

El Realismo irá sufriendo un proceso de transformación hacia el Naturalismo, donde el Racionalismo de finales del siglo XIX se encuentra más cómodo. Este nuevo movimiento, el Naturalismo, defiende la total reproducción de la realidad, sin añadiduras ni restricciones de ningún tipo, el detalle y la minuciosidad de las descripciones del Realismo se ven aumentados si cabe, centrándose en muchas ocasiones en los aspectos más mezquinos del ser humano.
Ese carácter moralizador encubierto del Realismo seguirá estando presente en el Naturalismo, del mismo modo, que lo estará el narrador que cuenta los hechos con objetividad. Además de esto, en el naturalismo encontramos también aportaciones ideológicas y acciones que se desarrollan en ambientes extremos, aspectos que más tarde serán característicos de la novela social de mediados del siglo XX. Y por último, señalaremos como aportaciones novedosas introducidas por el Naturalismo, las de tipo científico. Como por ejemplo, las teorías de Lamarck que hablan sobre un determinismo genético y social, las creencias evolucionistas de Darwin o las teorías psicoanalíticas de Freud.

Esperamos haberte ayudado a ver con más claridad las diferencias entre uno y otro movimiento, que por su similitud muchas veces no son fáciles de distinguir.

Categorías: Literatura

Un comentario para “Realismo y Naturalismo”