Lengua

Inicio Literatura Walt Whitman

Walt Whitman

Publicado por Pablo

Walt Whitman fue el poeta americano más importante e innovador de todo el siglo XIX. Nació en 1819, en Long Island, y en su juventud pasó por diversos empleos que no cuajaron, hasta que llegó al mundo del periodismo.

Su obra más importante, Hojas de hierba, reúne sus poemas más exquisitos. Fue tan influyente que hasta tuvo un grupo de discípulos que lo cuidaron en los últimos años de su vida, en los que su deteriorada salud no le permitía valerse por sí mismo. Sus poemas se convirtieron, con el paso del tiempo, en la voz profética de una nueva mentalidad americana cada vez más consciente y orgullosa de sí misma. Whitman bebió de diversas fuentes: de su labor como periodista, de su estrecho contacto con la naturaleza –no por nada se crió en una granja-, y de la lectura de la Biblia y de los grandes maestros de la literatura. Cervantes, Dante, Shakespeare y los clásicos griegos forman parte nuclear de su bagaje cultural.

Walt Whitman

Whitman se convirtió en el poema del goce de vivir. Su poesía era un canto al amor y al sufrimiento, a la esperanza por abarcar todo el universo. Se liberó de cualquier atadura que le pudiera aportar el lenguaje, y su voluntad siempre fue abarcarlo todo, absolutamente todo., con un solo centro, el hombre. Dios quedaba aislado del mundo que Whitman quería construir.

Era un hombre que amaba la vida, que gozaba de ella y que buscaba la gloria y la plenitud al saberse lo más importante y hermoso del universo. El poder del hombre era tan grande que seta se podía enfrentar a la muerte, tal era su concepción optimista, antropocéntrica, profética de una sociedad individualista y egoísta, pero también poderosa, desafiante, y libre.

En esa euforia del ser humano que es Hojas de hierba puede desempeñó un papel decisivo la naturaleza como ámbito en el que el hombre puede llegar a la plenitud de su felicidad. Whitman construyó un hombre libre, dueño de su futuro, un hombre convencido de que aquello que soñara podía hacerse realidad.

Al contrario de lo que se puede pensar, su obra recibió fuertes, a veces fortísimas, críticas por parte de sus contemporáneos. Muchos consideraron Hojas de hierba una obra escandalosa, tanto por su forma –de verso libre y términos populares- como por su contenido, en especial todo lo relacionado con la exaltación de la sexualidad. No consiguieron, sin embargo, acallar al poeta, que llegó a publicar hasta nueve ediciones más. Whitman no ocultó nunca –sino todo lo contrario- sus convicciones a favor de la libertad y la democracia. Se declaró heredero de las revoluciones liberales francesa y americana, y transmitió sus valores a lo largo de su obra.

Pasó sus últimos años al cuidado de sus discípulos y admiradores, atacado por una parálisis. Tuvo, por fortuna, la suerte de verse en una buena posición económica y, sobre todo, cada vez más aclamado internacionalmente. En efecto, desde entonces su figura no ha dejado de admirarse nunca, ni de considerarse una de las mayores fuentes de inspiración para la poesía.

Categorías: Literatura