Lengua

Inicio Ortografía Uso de las comillas (II)

Uso de las comillas (II)

Publicado por Aroa Plaza


Escribiremos comillas en los siguientes casos:

1. Cuando en un texto incluyamos citas textuales debemos escribirlas entrecomilladas. Si la cita que se introduce en el texto está compuesta por más de un párrafo podremos elegir entre dos opciones al reproducirla:

comillas2

– Por un lado tenemos la forma que se empleaba con más frecuencia en épocas anteriores, que consiste en escribir comillas de cierre al principio de cada párrafo, excepto en el primero que llevará evidentemente comillas de apertura.

Ejemplo:

Dice Steven Pinker en su libro El insinto del Lenguaje:

«En los experimentos en los que los chimpancés interactuaban con un ordenador, la tecla que el chimpancé tenía que presionar para encender el ordenador era traducida como «por favor». (…)

»Jane Goodall, la experta en chimpancés, dijo que cada uno de los signos de Nim [uno de los chimpancés] le eran familiares por sus observaciones de los chimpancés en estado salvaje».

Actualmente se prefiere el modo de reproducción de las citas en el que estas aparecen con sangrado, con una letra de menor tamaño y sin comillas.

Ejemplo:

Dice Steven Pinker en su libro El instinto del Lenguaje:

En los experimentos en los que los chimpancés interactuaban con un ordenador, la tecla que el chimpancé tenía que presionar para encender el ordenador era traducida como «por favor». (…)

Jane Goodall, la experta en chimpancés, dijo que cada uno de los signos de Nim [uno de los chimpancés] le eran familiares por sus observaciones de los chimpancés en estado salvaje.

En el caso de que dentro de la cita el transcriptor inserte algún comentario, este irá escrito entre rayas.

Ejemplo:

«Es necesario —apuntó el director del proyecto— que se encuentres nuevos inversores para continuar las investigaciones».

Aquellas palabras textuales que se reproducen en un texto en estilo indirecto también han de ir entre comillas.

Ejemplo:

«Los ponentes de la conferencia insistieron en que sentían “un abandono absoluto” por parte de las autoridades».

2. Cuando en una obra literaria en prosa se vierten directamente los pensamientos de los personajes, estos aparecerán entre comillas.

Ejemplo:

«“¡Hasta en latín sabía maldecir el pillastre!”, pensó el padre».
La regenta, Leopoldo Alas Clarín.

Si estos pensamientos se extienden a lo largo de varios párrafos se escribirán comillas de cierre (») al inicio de cada párrafo, exceptuando el primero puesto que lleva comillas de apertura («).

3. Cuando en un texto se incluyan palabras con una intención irónica, sean vulgares o impropias o pertenezcan a otro idioma, estas aparecerán entrecomilladas.

Ejemplos:

La peluquera me dejó “preciosa”.
Tira ese “chisme” a la basura.
En esta “boutique” compré mi abrigo.

Aunque en el caso de los extranjerismos se recomienda el empleo de la cursiva si el texto es impreso.

4. Cuando un texto está escrito a mano se escriben entre comillas los términos comentados desde una perspectiva lingüística. Si el texto ha de imprimirse se empleará la cursiva para ese término, o la redonda si el texto está en cursiva.

Ejemplo en texto manuscrito: El término «camión» es una palabra aguda.

Ejemplo en texto impreso: El término camión es una palabra aguda.

5. En los textos pertenecientes a la disciplina de la lingüística los significados se escribirán entre comillas.

Ejemplo:

La palabra agrónomo está compuesta por los términos griegos agros ‘campo’ y nomos ‘ley’.

6. Se escribirán entre comillas los títulos de cualquier texto que sea parte integrante de una publicación (artículos, poemas, capítulos, reportajes, etc.). Los títulos de los libros en textos impresos se escribirán en cursiva si el resto de la letra es redonda, o en redonda si el resto del texto se halla en cursiva.

Ejemplo:

En clase leímos Mariana Pineda de Federico García Lorca.
En clase leímos Mariana Pineda de Federico García Lorca.

Categorías: Ortografía