Lengua

Inicio Literatura Libro de Apolonio

Libro de Apolonio

Publicado por Aroa Plaza

3396936

Ya hemos estudiado en otras ocasiones obras pertenecientes al Mester de Clerecía como por ejemplo el Libro de Alexandre; hoy revisaremos otra de ellas: el Libro de Apolonio.

Sobre el autor de esta obra no se tiene ningún dato excepto que era un hombre que pertenecía al clero, ya que la obra desprende una clara intención didáctico-cristiana. Solamente se conserva un manuscrito del libro y se halla en la Biblioteca de El Escorial. A partir de la expresión “nueva maestría” que aparece en la primera estrofa, se ha considerado que este manuscrito pertenece a la primera mitad del siglo XIII, siendo así anterior al Libro de Alexandre o a las obras de Berceo, pero la mayoría de los críticos prefiere apuntar como fecha de redacción de la obra la segunda mitad del siglo XIII.

El texto está escrito en castellano, pero se piensa que un copista tuvo que modificar aquellas expresiones que resultaban extrañas por medio de recursos como el hiato, la apócope o la sinalefa, ya que habrían transcurrido alrededor de ciento cincuenta años desde la escritura del original hasta la de este manuscrito y en aquella época los copistas solían modernizar los textos que caían en sus manos sin miramientos.

El Libro de Apolonio cuenta la historia de Apolonio de Tiro, leyenda que tenía una gran acogida en la Europa de la Edad Media. La temática que se aborda tiene su origen en la Grecia clásica dentro de la tradición odiseica, aunque la versión difundida es la latina, Historia Apollonii Regis Tyri, que data del siglo V o VI. A parte de La Odisea, también La Eneida dejó su rastro en el Libro de Apolonio, de lo que se extrae que el autor era un hombre que poseía amplios conocimientos culturales. Los críticos han discutido sobre el hecho de que si el antecedente inmediatamente anterior a esta obra es la versión latina u otra galorromántica. Según Alvar, el Libro de Apolonio sigue directamente la versión latina, eliminando algunas escenas que podrían resultar escandalosas para el público de la época, como por ejemplo la de la relación incestuosa de Antíoco con su hija; prescindiendo de las descripciones de carácter fantástico y, ante todo, cristianizando elementos de carácter pagano.

La estructura elegida para exponer los sucesos acaecidos al héroe protagonista es la rectilínea, similar a la que presentan los cuentos populares, y con el encadenamiento de episodios propio de las novelas bizantinas, que se unen por una relación causa-efecto. El autor del Apolonio no se sirve de elementos de la naturaleza, como sí lo hace por ejemplo Berceo, en la composición de su obra. La acción se desarrollará en ambientes urbanos, principalmente en ciudades con puerto; de este modo, el lenguaje relacionado con el mar y lo marítimo es abundante a lo largo de la obra. Por mar, hará Apolonio trece viajes. Cuando el autor crea pasajes con un gran dramatismo, el telón de fondo es siempre el mar. La música es otro elemento que cuenta con una especial presencia en el libro: aquellos protagonistas que tienen cierta relevancia en la obra tocan algún instrumento y poseen conocimientos sobre este tema.