Lengua

Inicio Literatura Romanticismo inglés

Romanticismo inglés

Publicado por Pablo

Inglaterra es uno de los países donde más profundamente cuajó el movimiento romántico. Siendo, además, el país donde nació y se desarrolló con más prontitud la moderna civilización industrial, el romanticismo inglés asumió con fuerza una rebeldía hacia esa nueva sociedad industrial y burguesa, y buscó la evasión a través del paisaje rural, del pasado histórico y de los destinos exóticos. El industrialismo y la vida burguesa, de aparición temprana en Gran Bretaña, actuaron así como excusa perfecta para que los espíritus románticos de la época acogieran de buena gana esta corriente literaria y filosófica venida de Alemania. Asimismo, el romanticismo inglés hizo suyo un lenguaje literario que puso sus bases en el sentimiento, en lo subjetivo, en lo irracional y en la más absoluta libertad del artista a la hora de crear.

romanticismo-ingles.jpg

Fueron dos los campos en los que más claramente se expresaron los literatos románticos de Inglaterra: la poesía y la novela histórica.

William Wordsworth y Samnuel Coleridge se consideran como los dos poetas fundacionales del movimiento romántico inglés. Literalmente, además, el prólogo de las Baladas líricas (obra compuesta por ambos autores) suele citarse como un manifiesto romántico para la generación que estaba por venir.

Influenciados en buena medida por Wordsworth y Coleridge, los tres grandes poetas del romanticismo inglés fueron Lord Byron, Parcy Brysse Shelley y John Keats. Todos ellos fueron no sólo poetas románticos, como lo habían sido sus predecesores, sino auténticos héroes románticos en sus propias vidas, en las que encarnaron sus ideales hasta las últimas consecuencias, muriendo jóvenes y llevando vidas errantes y atormentadas.

Byron tal vez sea el poeta inglés más conocido, y también el que más fama aunó en vida, en parte gracias a su extravagante y escandalosa forma de ser. Escribió Las peregrinaciones de Childe Harold, El corsario, y el Don Juan, una obra de proporciones épicas que no llegó a terminar, y que sin embargo está considera como su gran obra maestra.

Shelley escribió obras de enorme extensión y dramatismo, como Prometo Liberado o La reina Mab. Fue compañero de viajes de Byron y también alcanzó una muerte prematura.

Por su parte, John Keats desarrolló un estilo más cercano a al narrativa, aunque alcanzó su mayor fama gracias a sus poemas cortos, como las Odas y los Sonetos.

El otro gran género del romanticismo inglés fue la novela histórica, personalizada en la figura de Walter Scott. Scott escribió novelas ambientadas en la Edad Media en las que reina el deseo de evasión y de rememorar tiempos pasados, que los románticos consideraban mejores que el prosaico presente. Ivanhoe y Quintin Durward fueron sus obras más exitosas.

Categorías: Literatura