Lengua

Inicio Gramática Las sílabas

Las sílabas

Publicado por Pablo

Las sílabas son la segunda unidad más pequeña de nuestra lengua. Ya sabéis que la unidad mínima es la letra, en la lengua escrita, y el fonema, en la lengua hablada. Pues bien, cuando estas unidades se juntan entre sí forman las sílabas, que son a su vez las partes fundamentales de las palabras.

Quizá os preguntéis qué tiene de interesante, o de importante, estudiar las sílabas. Pues bien, el estudio de las sílabas influye a la hora de acentuar las palabras y, lógicamente, también a la hora de saber cómo pronunciarlas adecuadamente. Saber identificar las sílabas en las que se divide una palabra nos ayudará a desentrañarla, porque las sílabas, antes de formar las palabras, forman las raíces de éstas. A estas raíces luego se añaden sufijos y desinencias, pero todas estas cosas están hechas de sílabas, así que es importante conocerlas.

Sílabas

Las sílabas, aunque se hacen a partir de la unión de letras, pueden estar compuestas de una sola letra o de un solo fonema. No hay problema. Pensad en la conjunción y cuando va uniendo una palabra y otra. Y es una letra que, ella sola, ha formado una sílaba. Y la sílaba Y (qué lío), ella sola, también forma una palabra. Generalmente, todas las vocales pueden hacer eso, formar ellas mismas su propia sílaba. Y no tienen, necesariamente, que componer además una sola palabra. ¿Cuál es la primera sílaba de la palabra OJO? Exacto, la O, ella sola.

En cambio, las letras consonantes no pueden formar sílabas por sí mismas. Una N, o una S, o una V, solas, no significan nada. Pero cuando las unimos a una vocal pueden formar No, Si, o Vi. Ya sí tienen significado. Así que podríamos decir que, en el lenguaje, la sílaba es la unidad mínima capaz de portar un significado.

Saber identificar las sílabas de las que consta una palabra es muy fácil. Sólo hay que saber deducir los golpes de voz que empleamos al decirla: por ejemplo, la palabra TÍO se compone de dos golpes de voz (ti y o), luego es una palabra compuesta de dos sílabas, o lo que es lo mismo, bisílaba.

Las sílabas son a las palabras lo que las letras son a las sílabas. Es decir, podemos identificar también las sílabas cambiándolas de sitio. Elefante está compuesta de e-le-fan-te, ¿verdad? Podríamos formar con ella e-fan-te-le, por ejemplo. Si no lo hacemos no es porque no sea posible, sino porque esa composición de sílabas (es decir, esa palabra) no significa nada. ¡Las sílabas tienen que significar algo, y sus uniones también!

Como último apunte, que quizá ya hayáis captado, una palabra nunca puede sumar menos vocales que sílabas, porque, como hemos visto, en toda sílaba debe haber, al menos, una vocal. Elefante tiene cuatro sílabas, y tiene, claro, cuatro vocales (e-e-a-e). Sí podría darse el caso de que una palabra tuviera más vocales que sílabas, como murciélago (u-i-e-a-o). Esto es posible porque dos de ellas (i-e) van unidas en una misma sílaba (cié). Tal cosa se llama diptongo, pero lo veremos en otra clase, junto con los triptongos y los hiatos.

Por último, deciros que, generalmente, a las palabras que tienen más de tres sílabas (como elefante y murciélago) se las llama polisílabas. A las que tienen tres, trisílabas. A las que tienen dos, bisílabas. Y a las que sólo tienen una, monosílabas.

Categorías: Gramática

Un comentario para “Las sílabas”